El hipnoparto: una terapia controvertida que atrae a famosas primerizas

  • El hipnoparto es una terapia que asegura reducir el dolor y el uso de analgésicos.
  • Los médicos muestran bastantes reticencias ante este tipo de técnicas.
  • Famosas como Jessica Alba y Miranda Kerr se han intersado por el hipnoparto.
  • La 'Estrategia de atención al parto normal' del Ministerio de Sanidad no descarta la hipnosis como ayuda, aunque advierte que son necesarias más investigaciones.
Una mujer embarazada.
Una mujer embarazada.
ARCHIVO

La hipnosis empieza a adentrarse en terrenos que, hasta ahora, parecían incompatibles. Ya no es raro encontrar terapias que aseguran que se puede dejar de fumar a través de sesiones de hipnosis, o superar miedos escénicos, situaciones de estrés... Lo último es el hipnoparto, una técnica por la que parece que empiezan a interesarse varias famosas.

El hipnoparto es una terapia basada en la hipnosis para afrontar el parto con menos miedo, y que asegura reducir el dolor y el uso de analgésicos. Desde Consumer se explica en qué consiste el hipnoparto y cuáles son sus técnicas de relajación para evitar el temor y la ansiedad al dar a luz. Además, se describen algunas reticencias de los médicos a este método convertido en tendencia entre algunas celebridades.

Esta terapia comenzó a estudiarse en la década de 1930 y ahora empieza a tomar fuerza entre famosas primerizasEsta terapia parte de la idea de que los padecimientos en el nacimiento del bebé que sufre la mujer se deben, sobre todo, al miedo, la ansiedad y la tensión que produce en las futuras madres, en especial, entre las primerizas. Por eso, lo que este método busca es reducir o eliminar esas malas expectativas, para que dar a luz no sea una experiencia traumática.

Esta terapia, en cambio, no es novedosa. El término hipnoparto deriva del inglés hypnobirthing, acuñado por el obstetra británico Grantly Dick-Read, quien comenzó sus investigaciones sobre esta materia en la década de 1930 y publicó, en 1942, un libro titulado Childbirth without fear (Parto sin dolor).

Sin embargo, y más allá de los nuevos desarrollos e investigaciones sobre esta terapia realizados en las últimas décadas, este tema se instaló en las portadas de los medios de comunicación a principios del verano, cuando se filtró el rumor de que la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, se planteaba usar el hipnoparto para dar a luz a su hijo.

El hipnoparto está de moda entre las celebridades. Además de la duquesa de Cambridge, han manifestado su interés por emplear esta terapia varias actrices de Hollywood, como Jessica Alba y Tiffani Thiessen, así como la modelo Miranda Kerr.

Reticencias de los médicos

El hipnoparto no promete un parto sin dolor, sino la posibilidad de vivirlo con mayor naturalidad. Sin embargo, diversos estudios revelan que el uso de analgésicos, como la epidural, es menor cuando se utilizan estos métodos. Una investigación efectuada por María Elena Mendoza y Antonio Capafons, científicos de la Universidad de Valencia, apunta que "las embarazadas que emplearon hipnosis tuvieron una mayor satisfacción con la experiencia de dar a luz, un parto más corto y un menor uso de medicación y analgésicos durante el parto".

Entre los efectos positivos de la terapia de hipnoparto, destacan los expertos, se encuentran también una menor duración del trabajo de parto y una menor cantidad de intervenciones como episiotomías o uso de fórceps. Según Mendoza y Capafons, "la hipnosis ayuda a reducir los dolores de parto", así como la necesidad de medicación durante y después del nacimiento del bebé.

Sin embargo, el hipnoparto genera controversia: otras investigaciones afirman que la evidencia encontrada es insuficiente. Así se asegura en un artículo publicado en British Journal of Anaesthesia y en dos revisiones Cochrane.

Por eso, los expertos de la Universidad de Valencia son cautos y enfatizan que, dados los posibles beneficios de utilizar hipnosis, son necesarios "más estudios bien diseñados" para confirmar estos efectos.

¿Qué dice el Ministerio de Sanidad?

La Estrategia de atención al parto normal del Ministerio de Sanidad dedica un apartado especial al manejo del dolor durante esta intervención. El documento no descarta que "la acupuntura y la hipnosis puedan ayudar a aliviar el dolor del parto", pero advierte que se necesitan más investigaciones sobre estos tratamientos complementarios.

El mismo texto enumera otras posibles ayudas para que el parto sea menos traumático, como la música, el masaje, la relajación o los sonidos uniformes. Pero también advierte de que no hay suficientes pruebas acerca de sus beneficios, como tampoco las hay sobre "la efectividad del masaje u otros tratamientos complementarios", como las pelotas de goma.