Un hombre y una mujer son arraigados por el caso Heaven

  • Son Ricardo Antonio Méndez Muñoz y Vanesa Ovalle Cordero.
  • El hombre habría participado en la logística para secuestrar a los jóvenes.
  • Tres de ellos, según su declaración, fueron llevados a Coatzacoalcos.
<p>Familiares de los desaparecidos en el bar Heaven protestan afuera de la Procuraduría del Distrito Federal por los pocos avances de la investigación, el 4 de junio de 2013.</p>
Familiares de los desaparecidos en el bar Heaven protestan afuera de la Procuraduría del Distrito Federal por los pocos avances de la investigación, el 4 de junio de 2013.
PEDRO SÁNCHEZ / NOTIMEX

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal(PGJDF) obtuvo de un Juez Penal la medida cautelar de arraigo por 30 días contra un hombre y una mujer vinculados con la desaparición de los 12 jóvenes en el bar Heaven.

Se trata de Ricardo Antonio Méndez Muñoz o Antonio Ricardo Méndez Muñoz y Vanesa Ovalle Cordero o María Eugenia Cordero Gómez.

Agentes de la Policía de Investigación detuvieron a esas personas como parte de las acciones para localizar a los jóvenes desaparecidos el 26 de mayo en el lugar ubicado en la Zona Rosa.

Datos relevantes

En un comunicado la dependencia precisó que obtuvo de un Juez Penal la medida cautelar de arraigo con la finalidad de obtener información para el esclarecimiento de los hechos.

En la averiguación previa quedó asentado que Méndez Muñoz proporcionó datos relevantes a las autoridades pues presuntamente participó en las acciones de logística para sustraer a los jóvenes del bar.

Asimismo el agente del Ministerio Publico estableció que la mujer tendría información que coadyuvaría a su localización.

La pista en Coatzacoalcos

Por otra parte, luego de la aprehensión de Méndez, apodado El Negro, la PGJDF busca pistas en el estado de Veracruz.

De acuerdo las autoridades, Méndez declaró que por lo menos tres de los sustraídos fueron trasladados a Coatzacoalcos, Veracruz, por lo que establecieron contacto con sus contrapartes en la entidad para corroborar la información.

El detenido también señaló que se preveía solicitar rescate por las víctimas, mientras que a él le pagarían 3,000 pesos por participar en el operativo llevado a cabo el 26 de mayo, cuando supuestamente los jóvenes desaparecieron del lugar ubicado en la Zona Rosa.