Dúo Wings y cuarteto Nandayapa conquistan con recital de marimba

La versatilidad de la marimba quedó de manifiesto durante el concierto del Dúo Wings (Japón) y Mario Nandayapa Quartet (México) en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), donde el público disfrutó...

La versatilidad de la marimba quedó de manifiesto durante el concierto del Dúo Wings (Japón) y Mario Nandayapa Quartet (México) en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), donde el público disfrutó de sones, huapangos, danzones y fandangos, así como música tradicional y contemporánea japonesa.

Las protagonistas del recital fueron la marimba típica chiapaneca, integrada por madera cuyos resonadores llevan una membrana en la parte inferior, y la marimba occidental o de concierto, construida de láminas de madera en forma de teclado y un tubo resonador que amplifica y redondea el sonido.

El concierto arrancó con el Dúo Wings, formado por Takayoshi Yoshioka y Reiko Shiohama, quienes vestidos de gala iniciaron la ejecución de la pieza “Danza del sable”, de Aram Khachaturian, mostrando su acoplamiento, versatilidad y técnica en la ejecución.

También interpretaron “El Danubio azul”, de Johann Strauss; “Cavalleria rusticana”, de Pietro Mascagni, y “The sound of music”, de Richard Rodges.

Al tomar la palabra, Takayoshi Yoshioka compartió con los asistentes que tocar a dueto ha sido complicado y difícil, ya que se ha necesitado de mucha práctica y saber respirar.

Acto seguido, se colocaron guantes blancos, dejaron a un lado las baquetas y tocaron con las manos “Pizzicato polka”, de Johann Strauss, generando la sorpresa en la audiencia.

El recital continuó con la participación del Mario Nandayapa Quartet, integrado por el hijo de Zeferino Nandayapa, Mario Nandayapa; y sus nietos Tania, Daniel y Mario, quienes poseen más de 10 años de carrera artística.

La agrupación tocó sin partituras “El chistoso enamorado”, de Rafael de Paz; “Tocata y fuga en re menor, BWV 565”, de Johann Sebastian Bach; “Sones chiapanecos”, de Ricardo Sánchez Solís; “Ave lira”, de Luis Betancourt, y “El gagago”, de Daniel López Infanzón.

Pasado el intermedio, el Dúo Wings salió al escenario para ejecutar “Divertimento”, autoría de Takayoshi Yoshioka, quien comentó a los presentes que fue realizada para tres marimbistas y la componen tres movimientos: marcha, waltz y samba.

“Hace 12 años la familia Nandayapa con don Zeferino tocaron esta pieza en Tokio, Japón, una oficina me avisó que iban a tocar mi pieza. Asistí al evento en la Sala Yamaha y al concluir la interpretación me llamaron al escenario. Después de esto tenemos una gran amistad”, recordó el compositor japonés.

Para cerrar su actuación, Mario Nandayapa Quartet volvió regresó al escenario para conjuntar su talento con el dueto e interpretar todos juntos “Fantasía Chiapas”, de Zeferino Nandayapa, y “Rapsodia chiapaneca: El Grijalva”, de René Ruiz Nandayapa.