Zika, enfermedad de bajo riesgo pero de rápida propagación

La emergencia de salud pública internacional por el virus zika se deriva de su asociación temporal con otras enfermedades y la rápida y fácil propagación del mosco transmisor.La docente del...

La emergencia de salud pública internacional por el virus zika se deriva de su asociación temporal con otras enfermedades y la rápida y fácil propagación del mosco transmisor.

La docente del Departamento de Investigación en Física de la Universidad de Sonora (Difus) y especialista en microbiología, Erika Silva Campa, indicó que el zika es una enfermedad de baja peligrosidad.

El padecimiento tiene una duración de dos a siete días, con síntomas que cuatro de cada cinco pacientes no manifiesta, mencionó.

Explicó que la enfermedad por el virus del zika suele ser relativamente leve y autolimitante, los síntomas más comunes son fiebre, exantema, conjuntivitis no purulenta, artritis, principalmente en pies y manos.

Refirió que esos signos aparecen entre tres y 12 días después de la picadura de un mosquito infectado, además de que otros síntomas pueden ser mialgias, artralgias, cefalea, dolor de ojos, edema en miembros inferiores y dolor abdominal.

Comentó que la emergencia internacional declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue motivada por las posibles complicaciones de la enfermedad por el virus del zika asociadas con casos del síndrome de Guillain-Barré.

Eso ocurrió en la Polinesia Francesa durante un brote en 2013, además del incremento inusual de casos de microcefalia en Brasil durante mayo a diciembre del 2015.

Destacó que las evidencias mostradas hasta ahora no son suficientes para indicar que el virus del Zika causa dicha malformación y por ello la OMS recomienda estricta vigilancia epidemiológica del virus.

Refirió que dicho virus fue descubierto desde el año de 1947, presentándose sólo casos aislados en África y Asia Meridional.

Fue hasta el 2007, recordó, cuando se declaró en el Pacífico el primer brote documentado de enfermedad por el virus del zika y desde el 2013 se han notificado casos y brotes de la enfermedad en el Pacífico Occidental, América y África.

Silva Campa precisó que el verdadero problema radica en la forma de contagio, pues hasta ahora está comprobado que es a través de mosquitos del género Aedes, que pueden reproducirse en diversos hábitats causados por la urbanización y la globalización.

Consideró que esa situación podría generar importantes epidemias en cualquier parte del planeta.