Begné Guerra, nuevo subsecretario de Prevención y Participación

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dio posesión este jueves a Alberto Begné Guerra como nuevo subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, por instrucciones del...

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dio posesión este jueves a Alberto Begné Guerra como nuevo subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto.

En un mensaje a medios, el responsable de la política interior del país informó que Begné Guerra es licenciado en Derecho y maestro en Relaciones Internacionales.

Ocupó la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica del otrora Instituto Federal Electoral (IFE), ahora Instituto Nacional Electoral (INE), y la Secretaria Ejecutiva del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Ifai).

En el ámbito académico, expuso Osorio Chong, fue profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), y también fue colaborador de algunos de los diarios nacionales del país.

Durante más de 25 años fue consultor en asuntos públicos, incluida la coordinación de proyectos en el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Más adelante, Osorio Chong resaltó que el Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia pretende ir a la raíz de los problemas, atender el problema desde las causas que la generan, no sólo desde sus efectos.

Resaltó que se trabaja a partir de la suma de esfuerzos, desde las secretarías de Estado, gobiernos locales y las comunidades, y “es a partir de esta sinergia como hoy estamos trabajando en más de 230 polígonos, donde habitan más de cinco millones de mexicanos”.

Comentó que de 2013 a 2016 se incrementó 40 por ciento el número de demarcaciones en las que se trabaja, con un presupuesto de más de siete mil millones de pesos destinados a acciones de prevención de la violencia.

“Lo hemos hecho con acciones y proyectos, para que más niñas y niños y por supuesto adolescentes, puedan practicar algún deporte, desarrollar su talento y, por supuesto, su potencial lejos de la violencia”, resaltó.

Para que los vecinos puedan trabajar de la mano y trasformar los parques, plazas y calles que por años permanecieron abandonadas y, muchas de ellas en manos de delincuentes y que hoy son verdaderos espacios de convivencia.

Dijo que el Cerro de la Pila en el estado de Durango o Palmitas en Pachuca, Hidalgo, son ejemplo de sitios que fueron transformados y que muestran lo que pueden lograr las propias comunidades, casi siempre de la mano de vecinos y coordinados con los gobiernos federal y estatal.

Resaltó que con ello se ha logrado que en cientos de colonias alrededor del país, particularmente las mujeres tomen las riendas de su patrimonio, de su vida y puedan sacar adelante a sus familias.

También, indicó, para que también con el apoyo del sector privado se reactiven los ciclos productivos y se puedan ofrecer a los jóvenes mejores oportunidades de empleo, proyectos productivos, apoyo a emprendedoras y microempresarias.

Además, muy importante, para que en cada una de esas demarcaciones se tejan redes ciudadanas para formar comunidad, porque “la meta es lograr una convivencia armónica y perdurable. Esto está cambiando vidas y realidades”.