Sonora aplica Plan de Acción contra rickettsia

La Secretaría de Salud de Sonora pone en marcha en la entidad el Plan de Acción 2016 contra la Fiebre Manchada por Rickettsia, que contempla recursos federales y estatales por 21 millones de pesos.Al...

La Secretaría de Salud de Sonora pone en marcha en la entidad el Plan de Acción 2016 contra la Fiebre Manchada por Rickettsia, que contempla recursos federales y estatales por 21 millones de pesos.

Al concluir 2015 Sonora registró el primer lugar nacional por incidencia de rickettsia o fiebre manchada, al registrar 168 casos del padecimiento y 69 fallecimientos por esa causa.

El director de Promoción de la Salud y Prevención de Enfermedades de la Secretaría de Salud en el estado, Gerardo Álvarez Hernández, planteó en conferencia de prensa que ese es un tema que preocupa a la dependencia estatal.

Indicó que en lo que va de 2016 se han confirmado 17 casos de la enfermedad y tres de las personas que la contrajeron han perdido la vida, dos mujeres y un hombre, en los municipios Hermosillo y San Miguel de Horcasitas.

La incidencia de casos del presente año es 21 por ciento superior a los que se presentaron en el mismo periodo de 2015, aunque la mortalidad registrada este 2016 es un 50 por ciento menor a la presentada en el mismo periodo, anotó.

“Los menores son especialmente vulnerables a la enfermedad y este año nueve de los 17 casos han ocurrido en menores de 10 años, por eso es que estamos en esta situación de atención del problema”, destacó.

Anotó que por ello la Secretaría de Salud de Sonora pone en marcha en la entidad el Plan de Acción 2016 contra la Fiebre Manchada por Rickettsia, que contempla recursos federales y estatales por 21 millones de pesos.

Esos recursos, anotó, se canalizarán para atender de manera prioritaria a 21 municipios y en específico 51 localidades de alto riesgo en la entidad, en las que reside aproximadamente 1.5 millones de personas en 302 mil 306 viviendas.

Destacó que el objetivo fundamental de este plan de acción es reducir la mortalidad y complicaciones médicas asociadas a la enfermedad en la población de Sonora, problema que tiene múltiples factores de tipo biológico, ambiental y social.

La rickettsia o fiebre manchada es transmitida al humano por la mordedura de garrapatas infectadas, que usualmente infestan a perros, anotó.

El plan, que pretende involucrar a diversas instituciones de salud, ayuntamientos, organismos de la sociedad civil, académicos y la participación ciudadana, consta de una estrategia horizontal de coordinación intersectorial e interinstitucional.

Además contempla cinco líneas estratégicas verticales que son fortalecer la atención médica de los casos sospechosos de la enfermedad, capacitación y educación del personal de salud y también de la comunidad.

También incluye la vigilancia epidemiológica y de laboratorio, control del vector y promoción de la salud, puntualizó.