Aumento de huracanes en Baja California Sur, por Año Neutro

Investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) prevén un aumento en el número de impacto de huracanes, debido al llamado Año Neutro, que ocurre inmediatamente después del...

Investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) prevén un aumento en el número de impacto de huracanes, debido al llamado Año Neutro, que ocurre inmediatamente después del fenómeno de El Niño.

Eleonora Romero Badillo, catedrática y científica de la UABCS, explicó que según las predicciones meteorológicas, a finales de la primavera de este año estaría concluyendo el fenómeno El Niño, lo que daría paso a un Año Neutro.

Explicó que el Niño comenzó a finales de 2014, prolongándose durante todo el año siguiente, y alcanzó su punto más álgido en los tres últimos meses.

Incluso, sus efectos aún se observan durante el primer bimestre de este 2016. Sin embargo, se espera que para los días finales de mayo o principios de junio bajen las condiciones.

Romero Badillo recordó que se considera que hay un Año Niño cuando las temperaturas en la región del Pacífico central se ubican por encima de los cinco grados centígrados, que es el número promedio de la zona.

Normalmente, los Vientos Alisios que empujan las aguas cálidas de América con dirección a Asia disminuyen, provocando que éstas permanezcan en América,

Por el contrario, cuanto estos vientos se intensifican y empujan las aguas cálidas, provocan que en la región mencionada el mar esté por debajo de los cinco grados, dando paso a un “Año Niña”.

Cuando la temperatura oscila alrededor de la media, lo que se espera ocurra a finales de la primavera, se considera un “Año Neutro”.

La investigadora reveló que a diferencia de lo que se podría creer, cuando se dan las condiciones de un “Año Neutro”, el promedio de impacto de huracanes aumenta en la entidad.

Reconoció que generalmente son de menor intensidad, ya que las condiciones de “El Niño” los hacen más fuertes; aunque sí dijo que este tipo de fenómenos son muy cambiantes.

“En promedio, el impacto de ciclones tropicales es de 1.5 en Año Neutro, es decir tres huracanes cada dos años”, asentó.

Esto no implica que lleguen a ser de gran categoría, lo que sí ocurre, por ejemplo, durante los Año Niño, que son de mayor intensidad y viajan a mayor distancia.

“Pero no se acercan tanto a la península, sino que viajan hacia el oeste y cuando recurvan lo hacen más al sur”, dijo.

Lo anterior, señaló la investigadora de la UABCS, puede deberse a que el fenómeno de “El Niño” afecta tanto al océano como a la atmósfera.

Al cambiar los patrones de viento, que son los que impulsan a los ciclones, hay cambios en las trayectorias y pueden alejarse de nuestras costas, dijo la catedrática.

Aunque aún faltan algunos meses para que inicie la temporada de ciclones, Romero Badillo habló de la importancia de dar seguimiento a este tipo de fenómenos, a través de fuentes confiables y verídicas.

Se trata, dijo, de no difundir información falsa que pueda alarmar a la población; así como a atender las medidas de seguridad propuestas por instituciones y dependencias reconocidas.