Diputados, a favor de afianzar la relación entre México y China

La comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados se pronunció a favor de afianzar la relación entre México y la República Popular de China, principalmente en materias de economía...

La comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados se pronunció a favor de afianzar la relación entre México y la República Popular de China, principalmente en materias de economía, turismo y cultura.

Durante una reunión de cortesía con el embajador chino, Qiu Xiaoqi, los integrantes de esta instancia legislativa se pronunciaron por aumentar el número de becas que se otorgan a estudiantes tanto mexicanos como del país asiático, para incrementar el intercambio educativo entre ambas naciones.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Víctor Manuel Giorgana Jiménez, resaltó la disposición al diálogo que hay entre esa representación diplomática y la Cámara de Diputados, por lo que seguirán en este rumbo que ha resultado fructífero para ambas partes.

Informó que la embajada se encargará de organizar la Semana de China en México, que se presentará del 15 al 17 de marzo en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

La priista Leydi Fabiola Leyva García comentó que existen temas urgentes que van más allá de las relaciones diplomáticas, por lo que se debe considerar que ésta fraternidad no sea solo de carácter político y estratégico, sino que se requiere construir una agenda común de corto, mediano y largo plazos.

“Debemos empeñarnos en esfuerzos y acciones que involucren a gobiernos, legisladores, empresas y organizaciones”, sostuvo la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Destacó que el domingo 14 de febrero se cumplieron 43 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre México y China, basados en el concepto de respeto y no intervención.

Su homóloga Gina Andrea Cruz Blackledge resaltó la presencia de la comunidad china en México y su importancia en la economía, como en el caso de Mexicali, donde personas de ese origen suman 20 por ciento de la población en esa urbe.

La diputada del Partido Acción Nacional (PAN) también llamó la atención sobe la posibilidad de que la complicada situación económica internacional impacte en la relación entre ambas naciones.

Por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cecilia Soto González pidió al embajador su opinión sobre la ausencia de China en la creación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), así como la experiencia de su nación con el Nuevo Banco de Desarrollo.

Francisco Escobedo Villegas, diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) preguntó en su oportunidad la opinión del gobierno chino respecto de las reformas estructurales emprendidas por México.

A su vez Jorgina Gaxiola Lezama, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), dijo que debe conocerse las perspectivas de ambos países en el intercambio educativo, el cual debe ampliarse mediante becas para estudiantes chinos y mexicanos.

El embajador Qiu Xiaoqi explicó que gracias a las profundas reformas que ha realizado su nación se ha logrado detonar sus potencialidades de desarrollo, en tanto que la apertura del mercado permitió recibir capitales y tecnologías desde otros países.

Para China, indicó, México es un socio comercial muy importante a nivel global debido a que con nuestro país creció el intercambio de mercancías, mientras que con otras naciones de Latinoamérica se presentó un comercio a la baja.

“China es el segundo socio más importante para México, detrás de Estados Unidos, mientras que México es el segundo más importante de América Latina para China, sólo después de Brasil”, precisó.

El diplomático mencionó también que México tiene grandes potencialidades de inversión, ya que cuenta con un Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de 12 mil dólares, mientras que el de China es solo de ocho mil dólares.

En los últimos años ambas naciones han mostrado grandes avances en el intercambio parlamentario, además de que gracias a los encuentros entre los poderes ejecutivos de las dos naciones se ha “iniciado una etapa totalmente nueva”, reconoció.