Premio Arturo Uslar Pietri promueve escritura entre niños de Venezuela

A 15 años de su muerte, ocurrida el 26 de febrero de 2001, el escritor y político venezolano Arturo Uslar Pietri es recordado a través del premio literario que lleva su nombre y cuya convocatoria de...

A 15 años de su muerte, ocurrida el 26 de febrero de 2001, el escritor y político venezolano Arturo Uslar Pietri es recordado a través del premio literario que lleva su nombre y cuya convocatoria de esta edición está abierta hasta este 28 de abril.

El certamen organizado por el Consejo Municipal de Baruta, provincia de Venezuela, y la Fundación Arturo Uslar Pietri anunciaron que la convocatoria al concurso literario dedicado a los niños busca promover nuevo talentos y estimular el gusto por la lectura.

De acuerdo con la convocatoria publicada en la página oficial de la Alcaldia de Baruta, podrán participar niños entre 8 y 12 años de edad residentes o estudiantes de dicho municipio. La decisión del jurado se dará a conocer el 30 de abril y el premio se entregará el 19 de mayo.

Arturo Uslar Pietri, quien es considerado el creador de la novela histórica moderna en Latinoamérica, nació en Caracas, Venezuela en el seno de una familia de militantes del ejército; su bisabuelo paterno luchó en la Guerra de Independencia y su abuelo materno fue presidente del Consejo de Gobierno en los inicios del régimen de Juan Vicente Gómez (1859-1935).

Sus antecedentes familiares y la educación que le inculcaron desde niño, hicieron que desarrollara un hondo sentido de responsabilidad histórica y ciudadana, reflejada posteriormente en una carrera política durante la cual abarcó tres cargos públicos en su país.

Estudió Derecho en la Universidad de Central de Venezuela, periodo durante el cual comenzó a frecuentar círculos literarios en los que conoció a Fernando Paz Castillo y Miguel Otero Silva, juntos fundaron en 1928 la revista “Válvula”, órgano naciente del movimiento vanguardista venezolano.

Ese mismo año, Uslar publicó “Barrabás y otros relatos”, mientras estallaban las revueltas estudiantiles en oposición al régimen político de Gómez, muchos de sus compañeros y jóvenes escritores fueron encarcelados, entre ellos Otero Silva. El joven Arturo se mantuvo alejado.

Después de graduarse en Ciencias Políticas en 1929, asumió el cargo de agregado civil en la Legación de Venezuela en Francia, que lo llevó a vivir en París durante cinco años.

Los círculos literarios parisinos expandieron sus horizontes culturales y sirvieron como inspiración para la escritura de su primera novela destacada “Las Lanzas Coloradas”, en cuyas páginas se perfilo una nueva y mágica visión del mundo americano.

El reconocimiento internacional le llegó cuando tenía solo 25 años, años después él mismo se consideraría como creador del realismo mágico. Aunque el hecho puede ser históricamente debatible, lo cierto es que “Las Lanzas Coloradas” abrió la puerta al reconocimiento de la novela latinoamericana en todo el mundo", en opinión del novelista peruano Mario Vargas Llosa.

De regreso a Caracas en 1934 fundó junto con su primo Alfredo Boulton y los escritores Julián Padrón y Pedro Sotillo, la revista “El Ingenioso Hidalgo”, donde publicó numerosos artículos de carácter literario.

Sus incursiones políticas criticaron profundamente el populismo de los gobiernos y el despilfarro petrolero en una consigna pública en la que insistió en la necesidad de “Sembrar Petróleo” para fortificar la capacidad productora del pueblo venezolano, tal como escribió en su célebre ensayo publicado en el periódico “Ahora” en 1936.

Arturo Uslar Pietri fue una de las figuras más emblemáticas de Latinoamérica. Ícono político, periodístico y literario de Venezuela, su obra trascendió e influyó intensamente durante el siglo XX, entre numerosos ensayos, cuentos, novelas históricas, poesía, y obras de teatro multitemáticas con las que abarcó la política, la economía, la historia, y la crítica literaria y artística.

Arturo Ulsar, quien por la causalidad y la hondura de sus reflexiones es considerado una de los mayores humanistas de lengua española, murió el 26 de febrero del 2001 en Caracas, Venezuela.