Unen arte y ciencia en Barcelona para reflexionar futuro de humanidad

La exposición “+ Humanos. El futuro de la especie” une al arte y la ciencia para invitar a una reflexión sobre cómo sería la humanidad a partir de los avances científicos, digitales, las...

La exposición “+ Humanos. El futuro de la especie” une al arte y la ciencia para invitar a una reflexión sobre cómo sería la humanidad a partir de los avances científicos, digitales, las modificaciones al cuerpo y del entorno.

La muestra en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) acoge la obra de 50 artistas y propuestas extraídas de diversos proyectos de investigación científica, que acercan al espectador a interesarse por especular acerca de su futuro como especie.

Casi 90 mil personas han visitado la exposición que hasta el 10 de abril presenta de inicio preguntas al público sobre cómo la tecnología cambia a la especie y qué capacidades pueden aumentarse.

La directora del proyecto, Rosa Ferré, explicó a Notimex que la exposición establece “la confluencia de la investigación científica, los recursos tecnológicos exponencialmente crecentes en un mundo de la nanotecnología, biología sintética, realidad virtual, inteligencia artificial, y cómo va a cambiar la manera de vivir”.

Comentó que se trata de una exposición con una línea interdisciplinar al abordar el arte de forma más amplia con instalaciones, esculturas, pinturas, fotografía y piezas de proyectos científicos que hacen esa confluencia.

Casi 90 mil personas han visitado la exposición que hasta el 10 de abril presenta de inicio preguntas al público sobre cómo la tecnología cambia a la especie.

Desde la forma en que la ciencia y la tecnología entran al cuerpo, la convivencia de las personas con la realidad, el imaginario de tener una pareja robot, los efectos de la manipulación genética o la prolongación de la vida e inmortalidad están en todas esas preguntas.

Entre las piezas que más llaman la atención están la de un robot que mece una cuna de bebé, la que hace a padres de familia detenerse a pensar en lo que ello conllevaría.

La exposición, que se presentó en 2011 en la Science Gallery de Dublín, irá tras su ampliación en Barcelona a otras ciudades como París, Singapur y otras del mundo.