Inexistentes, infracciones atribuidas a Eruviel Ávila y PRI: Tribunal

La Sala Regional Especializada del TEPJF, declaró inexistentes las infracciones atribuidas al gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, su coordinador general de Comunicación Social, Raúl...

La Sala Regional Especializada del TEPJF, declaró inexistentes las infracciones atribuidas al gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, su coordinador general de Comunicación Social, Raúl Vargas, al PRI y a la persona Omnimedia Express, por presuntos actos anticipados de campaña.

En sesión pública y derivado de la indagación realizada por la Unidad Técnica, el pleno votó a favor de imponer una sanción consistente en una amonestación pública a las personas morales Publicidad Exterior Lagunas, y Máxima, Vallas y Unipolares, por el uso indebido del emblema del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

La votación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) es resultado de la queja presentada por el PRD contra el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el gobernador mexiquense y Vargas Herrera, así como a diversas personas morales, por la colocación de propaganda en anuncios espectaculares.

En opinión del PRD esta situación “implica la autorización indebida de recursos públicos, realización de actos anticipados de campaña, imputaciones calumniosas, uso indebido de su emblema y culpa in vigilando (del PRI)”.

La magistrada Gabriela Villafuerte precisó que derivado de la indagatorias se localizó a las empresas propietarias de los espectaculares, cinco pertenecientes a Publicidad Exterior Lagunas, y uno a Máxima, Vallas y Unipolares.

En los espectaculares se hace referencia que en el Estado de México la inversión en salud, carreteras y vialidades, así como el número de alumnos becados beneficiarios de programas sociales, medicamentos y estudios médicos es más grande que en el entonces Distrito Federal, e incluye el emblema del partido denunciante.

Por cuanto hace al uso indebido del emblema del PRD sin su autorización, en el proyecto aprobado se dejó claro que “pese a las exhaustivas diligencias realizadas por la autoridad instructora, los sujetos denunciados afirman que desconocen quién elaboró y colocó la propaganda en comento”.

Por tanto, la ponencia consideró que las responsables de forma indirecta, por tal difusión, son las personas morales Publicidad Exterior Lagunas y Máxima Vallas y Unipolares, ya que al ostentar la propiedad de las estructuras publicitarias tenían un nivel de cuidado respecto de la propaganda que se difunde a través de sus espacios.

En cuanto al uso indebido de recursos públicos, el pleno apoyó el proyecto en el sentido que “no es posible imputar responsabilidad al gobernador y al Coordinador General de Comunicación Social del Estado de México”.

Ello, porque en el expediente “no obra elemento de prueba que acredite que el Ejecutivo estatal difundió, contrató la propaganda denunciada, por lo que aun cuando aparecen elementos en apariencia gubernamentales, no es posible determinar un nexo causal entre los hechos denunciados y el ente gubernamental” indicó.

Los magistrados estimaron que tampoco puede atribuirse al PRI un incumplimiento de su nivel de cuidados por la conducta imputada a los citados servidores públicos, toda vez que la Función Pública forma parte de un mandato constitucional conforme al cual los servidores públicos quedan sujetos al régimen de responsabilidades respectivo y no a la tutela de mente ajena.

Consideraron que “no se acredita la calumnia del partido denunciante, pues las expresiones contenidas en la propaganda denunciada constituyen una postura respecto de acciones e inversiones gubernamentales presuntamente realizadas tanto en el Estado de México como en la ahora Ciudad de México, propias del debate público, sin hacer referencia a hechos o ilícitos no probados”.

Por lo cual, determinaron que no se actualiza la realización de actos anticipados de campaña, porque de la propaganda denunciada no se observan elementos dirigidos a exhortar a los ciudadanos para votar a favor del PRI.

Además, no se promueve una candidatura o se divulga su plataforma política, sino que, se trata de una comparación entre las supuestas acciones realizadas por los gobiernos del entonces Distrito Federal y del Estado de México, máxime que no contiene el emblema de ese partido político.

En consecuencia, “se propone imponer a las personas morales Publicidad Exterior Lagunas y Máxima, Vallas y Unipolares, una amonestación pública por el uso indebido del emblema del PRD”.