Atrae SCJN caso sobre derechos de niños que nacen en Ceresos

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atrajo el caso para el análisis del reglamento del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Puebla, para saber si viola derechos y...

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atrajo el caso para el análisis del reglamento del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Puebla, para saber si viola derechos y garantías de los niños que viven con sus madres internas.

La ponencia presentada por el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, ante los ministros de la Primera Sala, resolvió la solicitud de reasunción de competencia 61/2015, para determinar si dicho reglamento viola los derechos de los niños en la situación referida.

La Corte analizará si el Artículo 32 del Reglamento de los Ceresos para el estado de Puebla, que “establece que los niños que residan con su madre interna no podrán permanecer ahí después de cumplir los tres años”, resulta contrario al principio de interés superior del menor de edad y el derecho a la protección de la familia.

En este sentido, dos personas que procrearon a un hijo al compurgar una sentencia en prisión y el niño vivió en el centro de reinserción hasta cumplir los tres años de edad, ante la imposibilidad de que permanezca con su madre reclaman la inconstitucionalidad del reglamento.

El ministro Zaldívar Lelo de Larrea, de la Primera Sala consideró de la mayor importancia y trascendencia atraer el caso, ya que su resolución implicará efectuar un pronunciamiento en relación con los principios constitucionales de la más alta jerarquía.

Detalló que entre otros, está primero el interés superior del menor y la protección a la familia, en el contexto de los menores que nacen y viven con sus madres dentro de los centros de reinserción social, sin embargo, esta es una situación que aún no ha sido abordada frontalmente por la jurisprudencia del Alto Tribunal.

Explicó que la resolución que emita la Corte también implicará pronunciarse sobre si existen medidas intermedias para proteger a los niños, además de ordenar que abandonen el centro de reinserción.

Asimismo, deberán determinarse los deberes que tienen las autoridades penitenciarias para garantizar los derechos de los niños cuando se determine que deben separarse de sus padres.

Los ministros de la Primera Sala no sólo podrán establecer un criterio para resolver el caso concreto, sino que, además, tendrá la posibilidad de fijar estándares en relación con los derechos de los niños que nacen y viven con sus padres dentro de cualquier centro de reinserción social del país.