Tepco admitió que hubo fusión nuclear en Fukushima tras accidente

Casi cinco años después del peor accidente nuclear de Japón, la compañía Tokyo Electric Power Co. (Tepco) admitió hoy que negó durante dos meses que se había producido una fusión en dos reactores de...

Casi cinco años después del peor accidente nuclear de Japón, la compañía Tokyo Electric Power Co. (Tepco) admitió hoy que negó durante dos meses que se había producido una fusión en dos reactores de la dañada planta de Fukushima Daichii.

Tepco reconoció que debió haber informado de inmediato de la fusión, pero que su personal no siguió las directrices de evaluación de daños y sólo supo de la magnitud hasta cuatro días después, aunque lo dio a conocer hasta el mes de mayo siguiente.

La planta de Fukushima, operada por Tepco, sufrió importantes daños a causa del poderoso terremoto y subsecuente tsunami que golpearon la costa este de Japón el 11 de marzo de 2011.

La compañía anunció inicialmente que los núcleos de los reactores de Fukushima resultaron con graves daños aunque no había bases para determinar si se había producido una fusión, de acuerdo con despachos de la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Sin embargo, un funcionario de Tepco señaló esta noche que el manual de operación interna define la fusión del núcleo como daños en más de un 5 por ciento de un reactor y de haberse revisado de manera correcta “podríamos haber concluido la fusión a partir del 14 de marzo”.

En una conferencia de prensa, refirió que la unidad número 3 tenía daños en el 30 por ciento del núcleo del reactor para la madrugada del 14 de marzo de ese año, mientras que el número 1 estaba dañado en 55 por ciento ese mismo día.

La compañía reveló su norma operativa para la determinación de una fusión de reactor casi cinco años después de la catástrofe, “es muy lamentable”, sostuvo el gobernador de la prefectura de Niigata, Hirohiko Izumida, en un comunicado.

Criticó en ese sentido a los funcionarios de la compañía quienes “debían haber sabido de la definición de crisis cuando el desastre se desarrollaba”.

Tepco anunció que pondría en marcha una investigación interna con expertos externos para determinar por qué la referencia de fusión fue pasada por alto.

Debido a que la empresa se negó a utilizar la palabra “crisis” durante los dos meses siguientes al desastre, ha suscitado especulaciones acerca de un “encubrimiento” y “fracaso” en la gestión de la catástrofe.

La crisis en Fukushima, el peor desastre nuclear desde el ocurrido en Chérnobil en 1986, estalló porque la planta quedó sin energía inundada por el tsunami y con ello perdió la capacidad de enfriar los reactores, lo que condujo a una acumulación explosiva de calor y gas.

Unas 160 mil personas fueron evacuadas de las zonas circundantes a la planta en las siguientes semanas, y al continuar altos niveles de radiación la mayoría de ellas no han podido volver a casa.