Países del Golfo advierten a sus ciudadanos que eviten viajar a Líbano

Los gobiernos de Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Barhein y Arabia Saudita advirtieron hoy a sus ciudadanos de evitar viajar a Líbano por cuestiones de seguridad, debido a la creciente tensión entre...

Los gobiernos de Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Barhein y Arabia Saudita advirtieron hoy a sus ciudadanos de evitar viajar a Líbano por cuestiones de seguridad, debido a la creciente tensión entre el gobierno saudita e Irán.

Mientras las autoridades de Emiratos Árabes Unidos impusieron la prohibición de viajar a Líbano; Kuwait, Barhein y Arabia Saudita sólo emitieron alertas y recomendaron a sus connacionales que se encuentran en ese país a tomar precauciones.

La advertencia llegó por parte de los embajadores de esos países en Líbano, quienes sugirieron a aquellas personas que vayan a visitar la nación árabe reconsiderar sus planes e incluso abandonarla a la brevedad posible o evitar lugares inseguros si es que están allá.

Las alertas emitidas por estos países del Golfo Pérsico fueron anunciadas ante la crisis diplomática que estalló entre Líbano y Arabia Saudita, luego de que Riad recortó la ayuda económica militar a Beirut en respuesta al contencioso iraní-saudita.

Al anunciar el recorte, el gobierno saudita criticó a Beirut por negarse a apoyar resoluciones que promovió contra Irán por los ataques perpetrados en enero pasado contra dos misiones diplomáticas sauditas en el territorio iraní.

Esos ataques, que propiciaron el cese de las relaciones diplomáticas entre Riad y Teherán, se produjeron en represalia por la ejecución en Arabia Saudita del clérigo chiita Nimr Baqr al Nimr, que suscitó grandes protestas por parte de los chiitas en la región.

El exprimer ministro libanés Saad Hariri explicó que el problema es que hay grupos en Líbano con intereses propios, y refirió que el partido chiita Hezbolá (Partido de Dios), cuyo principal patrocinio procede de Irán, “que piensa que es más grande que el Estado”.

“Hezbolá debe entender que no está solo en el país y que hay intereses libaneses de todo el mundo, y que está exponiendo a Líbano y todos los ciudadanos a peligros en el mundo árabe en general y en el Golfo árabe en particular”, agregó.