Más de 70 mil audiencias se realizarán al año con juicios orales

El presidente del Tribunal de Justicia capitalino, Edgar Elías Azar, señaló que ante la gran demanda que habrá para resolver los juicios orales en el nuevo sistema de justicia penal, los jueces...

El presidente del Tribunal de Justicia capitalino, Edgar Elías Azar, señaló que ante la gran demanda que habrá para resolver los juicios orales en el nuevo sistema de justicia penal, los jueces deberán tener una capacidad de síntesis importante para desarrollar entre cuatro y seis audiencias al día.

En la Sala de Presidentes “María Lavalle Urbina”, donde se presentó el libro “Práctica forense en el juicio oral familiar”, de María del Carmen Ayala, el magistrado Elías Azar dijo que la Ciudad de México está lista para trabajar a través de este nuevo sistema de justicia.

“Más de un centenar de jueces tendrán que hacerle frente al tema de la oralidad; nada más imagina que las audiencias de dos mil que se están llevando en este momento al año, subiremos a más de 70 mil audiencias.

“En consecuencia, los jueces tendrán que tener una capacidad de síntesis importante, tendrán que desarrollar entre cuatro y seis audiencias diarias, y la actividad será efervescente, habrá mucha actividad judicial en las salas de audiencia”, enfatizó.

Aseguró que al personal del Tribunal y de la Procuraduría, se le ha capacitado en forma transversal, para este procedimiento penal, donde se han abrevado de las experiencias de los demás.

“No tengo duda que vamos a encontrar muchos problemas y tropiezos, además que, tampoco tengo duda, sabremos superar”.

El magistrado Elías Azar manifestó que hasta el momento muy pocos juicios llegan a sentencias, porque la intención del Código Nacional de Procedimientos Penales es que se atajen, que no todos lleguen a sentencia.

“Que los casos que lleguen a sentencia sean casos verdaderamente excepcionales, que sean solamente delitos de alto impacto. ¿Cuál es la intención de estas disposiciones del Código Nacional? Que se privilegie lo que teníamos históricamente olvidado, que es la reparación del daño a la víctima”.

Insistió en que eso es lo que privilegia el nuevo Código Nacional, y en el camino se quedan muchísimos asuntos con acuerdos reparatorios, con convenios de mediación, con juicios muy rápidos en donde se acepta la responsabilidad del que está sujeto a procedimiento.

Planteó que “son fórmulas para no llegar a sentencias, eso es exprofeso para eso”.

El magistrado finalizó que los delitos de alto impacto son el secuestro, homicidios dolosos, la trata, robos con violencia, una gama de delito grave que son preocupantes de que existan en los medios sociales y para eso están los jueces y la Judicatura.