Aseguran 61 buches de Totoaba en San Felipe, Baja California

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) pusieron a disposición del Ministerio Público Federal, a una persona por la posesión...

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) pusieron a disposición del Ministerio Público Federal, a una persona por la posesión ilegal de 61 buches de Totoaba, en San Felipe, municipio de Mexicali, Baja California.

En un recorrido nocturno, elementos de la Semar interceptaron en la escollera norte del muelle Fondeport en San Felipe, Baja California, a una persona que trasladaba un costal de Ixtle, y al revisarlo se detectaron partes o derivados de producto pesquero, de acuerdo con un comunicado de la Profepa.

Los elementos de la Semar solicitaron la intervención de la Profepa, que identificó que se trataba de 61 vejigas natatorias (buches) de Totoaba macdonaldi, especie endémica de México, en veda permanente y enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en Peligro de Extinción.

El detenido, de 50 años, es residente de San Felipe, Baja California, quien manifestó que el producto, cuyo peso era de 7.1 kilogramos y con valor de unos 400 mil pesos en el mercado negro, se lo pasaron de una lancha que se retiró y que fue sustraído para su comercialización.

Personal de la Profepa levantó el Acta de Inspección, y en forma coordinada con Semar aseguraron el producto y al sujeto, a quien pusieron a disposición del Ministerio Público Federal en Mexicali, por la posible comisión del delito de posesión y tráfico con fines comerciales de ejemplares de vida silvestre en Peligro de Extinción.

Asimismo, la Profepa realizó ante el MPF el dictamen técnico pericial de identificación de la especie, y solicitó la coadyuvancia del caso, para realizar toda acción necesaria para fortalecer la averiguación previa integrada. Asimismo, en breve presentará la correspondiente denuncia penal por los hechos suscitados.

El Código Penal Federal señala penas de hasta 12 años de prisión y de hasta cuatro mil días multa a quien ilícitamente y con fines comerciales trafique esta especie.