Plan de reducción de riesgos de desastres en municipios de Chiapas

La Secretaría de Protección Civil de Chiapas anunció una Estrategia para la Reducción de Riesgos de Desastres en los 122 municipios, con el fin de lograr comunidades resilientes, capaces de hacer...

La Secretaría de Protección Civil de Chiapas anunció una Estrategia para la Reducción de Riesgos de Desastres en los 122 municipios, con el fin de lograr comunidades resilientes, capaces de hacer frente a las adversidades de la naturaleza.

En un comunicado, explicó que a través de la Escuela Nacional de Protección Civil se impulsa la cultura de la autoprotección, mediante programas de capacitación y con base en el Plan Familiar, Escuela Segura, conformación de Unidades Internas, Programas Internos de Protección Civil, Gestión Integral de Riesgos y Brigadas Internas.

La dependencia precisó que la asesoría se dirige a integrantes de la Coordinación Municipal de Protección Civil, los más de cinco mil Comités de Prevención y Participación ciudadana, la iniciativa privada y población en general.

Informó que se prevé reducir considerablemente las pérdidas y el impacto de los fenómenos naturales, pues las autoridades y las personas de las comunidades en zonas propensas a las amenazas de la naturaleza se encuentran preparadas para actuar de manera eficaz.

Reveló que se realiza un mapeo donde los comités de prevención, grupos voluntarios y representantes o autoridades de barrios o colonias, determinan las zonas locales de peligro, exposición y vulnerabilidad.

”Se trata de tener un panorama de su territorio que, en complemento con los conocimientos y equipo, logren una efectiva respuesta ante un fenómeno, donde cada quien sabe su papel para un rápido retorno a la vida cotidiana”, indicó la dependencia.

Mencionó que se establecen campañas de difusión en las que se informa a la población sobre los alertamientos como el Procedimiento Estatal de Alerta por Lluvia (Proceda) y Proceda-In para lograr sensibilizar a los habitantes de la importancia del riesgo y tomar las medidas preventivas correspondientes.

Reconoció la importancia de los simulacros para lograr una reacción rápida y efectiva ante la activación del sistema de alertamiento local o regional, así como una respuesta adecuada ante un evento real y abatir la pérdida de vidas humanas o lesiones a la integridad física de la población.