Orquesta Mariinsky traslada la tradición musical rusa a México

Los mejores maestros de una orquesta no son los concertistas ni mucho menos los músicos, sino los compositores a quienes representamos, aseguró hoy aquí el director de orquesta ruso Valeri Guérguiev...

Los mejores maestros de una orquesta no son los concertistas ni mucho menos los músicos, sino los compositores a quienes representamos, aseguró hoy aquí el director de orquesta ruso Valeri Guérguiev.

El también director del Teatro Mariinsky habló de la próxima presentación que tendrá la agrupación, los días 1, 2, y 3 de marzo en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, con un concierto que estará marcado por la tradición musical rusa.

De carácter fuerte y personalidad sobria, la agrupación llegará a México por primera vez para interpretar obras de Serguei Prokofiev, Serguei Rajmaninov, Nikolai Rimski-Korsakov y Dmitri Shostakovich, en un recorrido por algunas de las páginas más conocidas y brillantes de la historia de la música rusa.

Durante una videoconferencia, el también presidente del Concurso Internacional Chaikovsky sostuvo que son los músicos de experiencia los que deben ayudar a los jóvenes talentos, y añadió que de esta manera el certamen se ha valido para mantener el nivel y prestigio.

El que es considerado por la prensa europea como "el hombre más poderoso de la música de concierto", rechazó tener además afinidades políticas y expresó su deseo de ver hoy “un mundo diverso en lo artístico y cultural, sano y feliz”.

Particularmente renombrado por su estilo de dirección apasionado, casi brusco y su tendencia a gruñir en el podio, el 1 de marzo su orquesta interpretará la “Obertura festiva”, de Shostakovich, y la “Rapsodia sobre un tema de Paganini” y la “Sinfonía No. 2”, de Rajmaninov.

Al día siguiente, brindará al público la obertura “La gran pascua rusa”, de Rimski-Korsakov; el “Concierto para piano No. 2”, de Rajmaninov, y la “Sinfonía No. 5”, de Shostakovich.

En ambos programas, la conducción correrá a cargo de la directora huésped Elim Cha, con la participación del pianista uzbeko Behod Abduraimov, como solista invitado.

El 3 de marzo, el ensamble interpretará tres obras de Prokofiev: la “Sinfonía No. 1”, la “Sinfonía concertante para violonchelo y orquesta” y la “Sinfonía No. 5”, bajo la batuta del propio Valeri Guérguiev y como solista invitado el violonchelista bielorruso Ivan Karizna.

Los tres conciertos se transmitirán vía “streaming” a Aguascalientes, Monterrey y Tijuana, además de otras ciudades por confirmar. La orquesta también ofrecerá un concierto el 4 de marzo, en el Auditorio Nacional, donde será dirigida por Guérguiev y tendrá como invitado al pianista ruso Serguei Redkin.

El programa está integrado por las Danzas polovtsianas de Aleksandr Borodin, el “Concierto para piano No. 1” y la “Obertura 1812”, de Piotr Ilich Chaikovsky, y la versión corta de “El pájaro de fuego”, de Igor Stravinsky.

De manera paralela, en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes habrá una Gala Rusa, auspiciada por la Fundación Mariinsky, los días 2 y 3 de marzo, con la participación de la pianista Myra Huang, el bailarín Vladimir Varnava y el bajo Dmitri Grigoriev.