Sinaloa tendrá complejo militar para atención a emergencias

La Comandancia de la III Región Militar prevé la construcción de un Batallón de Ingenieros de Combate y una Unidad Habitacional Militar, a fin de atender de manera oportuna situaciones de emergencia...

La Comandancia de la III Región Militar prevé la construcción de un Batallón de Ingenieros de Combate y una Unidad Habitacional Militar, a fin de atender de manera oportuna situaciones de emergencia en la región.

El comandante de la III Región Militar, Alfonso Duarte Múgica, dijo ante el gobernador Mario López Valdez que se trata de un complejo regional que será construido en una superficie de 60 hectáreas en el predio “Las Cabras”, Escuinapa.

Expuso que se requiere una inversión de 270 millones de pesos, lo que permitiría activar de manera ágil el Plan DN–III-E para atender a la ciudadanía que habita en Colima, Nayarit y Sinaloa en situación de emergencia.

Concretamente, explicó, se atenderían emergencias ante el impacto de sismos, huracanes, inundaciones e incendios forestales, o algún otro fenómeno meteorológico que pudiera poner en riesgo a la población.

La maquinaria de estos destacamentos incluye manipulador multipropósito, motoniveladora, tractor bulldozer, cargador frontal con retroexcavadora, cargador frontal articulado, excavadora y características del compresor neumático, entre otras.

Para atender con prontitud las situaciones de emergencia en 2013 se crearon siete batallones de Ingenieros de Combate en Chiapas, Jalisco, Estado de México, Veracruz, Guerrero, Yucatán y Ciudad de México.

Todos ellos equipados con la maquinaria y el personal capacitado para prestar apoyo de la especialidad en aquellas áreas geográficas del territorio nacional en donde sea necesario.

Estas unidades han sido de gran utilidad por sus características que doctrinaria y técnicamente ofrecen; son unidades que por ser de servicio pueden proporcionar trabajos de ingenieros con su herramienta, maquinaria, vehículos y su equipo especializado.

Además, por ser de arma, tienen el adiestramiento suficiente para cumplir misiones en operaciones para el fortalecimiento de la seguridad de los mexicanos a fin de reducir la violencia en el país.

Recordó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aplicó por primera vez el plan de auxilio a la población civil en casos de desastre Plan DN-III-E en 1966.

Ese año se puso en marcha este plan como consecuencia del desbordamiento del Río Pánuco en Veracruz para atender las afectaciones originadas a la población por el Huracán Inés, que causó cerca de 30 mil damnificados.

Este es el instrumento operativo militar que establece los lineamientos generales a los organismos del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana para realizar actividades de auxilio a la población civil afectada por cualquier tipo de desastre.

Se contempla el despliegue de los recursos humanos y materiales del instituto armado para reducir los efectos de los fenómenos naturales o provocados, tanto en las personas como en sus bienes y su entorno.

El gobernador López Valdez reconoció el respaldo recibido por parte del Ejército en materia de seguridad y ante situaciones de emergencia, como las ocasionadas por el paso del huracán Manuel y la tormenta Sonia, los cuales dejaron severos daños en la entidad.

En el marco del 50 aniversario de la aplicación del Plan DN–III-E por el Ejército Mexicano agradeció la distinción que se da a Sinaloa para construir este batallón que permitirá atender con prontitud las situaciones de emergencias en estas entidades.