Corte europea condena a Italia por secuestro de ex imán de Milán

La Corte de Derechos Humanos europea condenó hoy a Italia por el secuestro y detención ilegal en 2003 del ex imán de Milán, Abu Omar por parte de los servicios secretos estadunidenses.En la sentencia...

La Corte de Derechos Humanos europea condenó hoy a Italia por el secuestro y detención ilegal en 2003 del ex imán de Milán, Abu Omar por parte de los servicios secretos estadunidenses.

En la sentencia, el tribunal con sede en Estrasburgo, Francia estableció que las autoridades italianas sabían que Abu Omar fue víctima de una operación de “extraordinary rendition”, como es denominada la acción “extralegal” de arresto y/o deportación de una persona acusada de terrorismo.

Según la corte, Italia violó el derecho de Abu Omar, cuyo nombre real es Hasan Mustafá Osama Nasr.

El secuestro del entonces imán tuvo lugar en Milán el 17 de febrero de 2003 y en el participaron los servicios secretos estadunidenses con la colaboración de los italianos.

Abu Omar fue trasladado a una prisión de Egipto, donde fue torturado y de la que salió definitivamente en 2007.

“Italia ha aplicado de manera impropia el legítimo principio del secreto de Estado para asegurar que los responsables del secuestro, la detención ilegal y los maltratos a Abu Omar no respondieran por sus acciones”, dijo la sentencia.

Resaltó que pese a los esfuerzos de investigadores y jueces italianos, que identificaron a los responsables y emitieron condenas en su contra, las mismas nunca se aplicaron.

En 2006 la magistratura milanesa pidió el arresto, nunca ejecutado, de 26 agentes de la Central de Inteligencia estadunidense (CIA) involucrados en el secuestro.

En 2013 el presidente estadunidense, Barack Obama solicitó la absolución de los 26 agentes, lo que fue parcialmente concedido sucesivamente por los mandatarios italianos, Giorgio Napolitano y Sergio Mattarella.

Por su parte, la Corte Suprema italiana absolvió definitivamente a cinco agentes italianos involucrados en los hechos y que habían sido previamente condenados por un tribunal de segundo grado.

Abu Omar y su esposa fueron indemnizados con más de un millón y medio de euros.