Alemania rechaza dar fondos adicionales para la crisis migratoria

El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, rechazó hoy ampliar el presupuesto para la gestión de la crisis migratoria, como lo habían solicitado los estados federados de Baviera y...

El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, rechazó hoy ampliar el presupuesto para la gestión de la crisis migratoria, como lo habían solicitado los estados federados de Baviera y Renania del Norte-Westfalia.

La negativa se dio acompañada de una advertencia ya que no solo no se ampliarán partidas económicas para colaborar en la gestión de la crisis migratoria, sino que los pagos ya acordados por el gobierno federal con los estados federados podrían ser ajustados.

El ministro Renania del Norte-Westfalia, Norbert Walter-Borjans, y el de Baviera, Markus Söder, enviaron este martes una carta al Ministerio de Finanzas para solicitar al gobierno federal elevar un 50 por ciento su contribución a los fondos destinados a la manutención y alojamiento de los solicitantes de asilo.

Desde Berlín señalan que el Ministerio de Finanzas aprobó para 2016 unos fondos adicionales de cerca de ocho mil millones de euros (unos ocho mil 800 millones de dólares).

De ellos, las regiones y municipios recibirán unos tres mil 600 millones de euros (unos tres mil 960 millones de dólares) para hacer frente a los costos de los solicitantes de asilo que en la actualidad residen en Alemania, con ello el Estado contempla un pago de 670 euros (unos 737 dólares) por persona al mes.

Después, al final del año, se acuerdan los pagos tomando como base las cifras reales de inmigrantes que llegaron al país centroeuropeo.

En una intervención en la televisión pública alemana, Walter-Borjans estimó las necesidades financieras de Renania del Norte-Westfalia para la integración de refugiados en una cifra que oscila entre los “20 mil y 25 mil millones de euros”.

“El Estado debe asumir su responsabilidad”, declaró el ministro renano, tras exponer que los estados federados y los municipios “ya están al límite de sus posibilidades financieras y muchos de ellos ya han ido más allá”.

La petición de los ministros tiene el respaldo de otras regiones del país como Turingia o Baja Sajonia, cuyos políticos consideran que la contribución del gobierno federal en la gestión de la crisis migratoria es insuficiente.