Paseo Los Próceres: réplica de Campos Elíseos parisinos en Caracas

Inspirado en los campos Elíseos de París, Venezuela cuenta con el Paseo Los Próceres, una extensa avenida que abarca dos kilómetros, colmada de una amplia expresión artística en lo que una armónica...

Inspirado en los campos Elíseos de París, Venezuela cuenta con el Paseo Los Próceres, una extensa avenida que abarca dos kilómetros, colmada de una amplia expresión artística en lo que una armónica arquitectura se refiere.

El paseo, diseñado por el arquitecto Luis R. Malaussena Andueza, quien le otorgó un carácter neoclásico, fue concebido articulado por la geografía del emporio venezolano en la época de 1950, a fin de representar a escala urbana la institución militar venezolana.

Desde su inauguración en 1956, durante el gobierno del último dictador venezolano, Marcos Pérez Jiménez, este paseo se convirtió en un significativo exponente de la arquitectura moderna en Venezuela.

Aquí se rinde homenaje tanto a héroes independentistas como a países que participaron en el proceso de emancipación, entre los que destacan los conocidos como “países bolivarianos”: Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela.

También conocido como El sistema de Nacionalidad, esta replica de los campos Elíseos parisinos en Caracas tiene un eje vial que da con el complejo universitario más grande del país y se encuentra justo al lado del instituto más antiguo de formación de Oficiales de América del Sur, “La academia militar de Venezuela”.

Gran parte de la cultura helenística griega se ve desplegada a todo lo largo de esta travesía, evidenciada a través de grandes obras arquitectónicas que destacan de dicho periodo.

El material predominante de toda esta arquitectura es el mármol en sus fuentes, calzadas y escaleras como en sus monolitos.

El monumento a los precursores donde se observa un hombre a caballo delante de un obelisco, señala el inicio del recorrido de este monumental paseo desde donde se puede apreciar un espejo de aguas con gigantescas fuentes y esculturas que le otorgan un aire de ensueño.

Una mezcla de mármol negro y blanco se aprecia al final del recorrido de esta avenida, donde predominan gigantescas piezas con una longitud de 30 metros, cada una llegando a pesar 300 toneladas, cuyo gran patio de honor es el punto culminante.

En estas piezas dispuestas de manera horizontal se detallan en bajos relieves las cuatro batallas más importantes de la Independencia Venezolana, acompañadas de una base de 10 estatuas de los próceres más destacados de su historia.

Este paseo, definido por dos filas de postes de iluminación a manera de paredones virtuales ha servido de recinto para la realización de los diversos actos oficiales de la nación y desfiles militares.

Es además uno de los sitios más frecuentados por caraqueños y visitantes en especial los fines de semanas y días feriados.

Canales de circulación lateral exclusivos para montar bicicleta patinar o correr, diversas cominerías, máquinas para ejercicios con parque infantil, aunados a la continua presencia de la guardia militar en su adyacencia complementan su majestuosidad.

Esto convierte al Paseo Los Próceres en el lugar preferido de entrenadores, deportistas y hasta adultos mayores y niños con ánimos de recreación.