Agencia de Fronteras cuestiona medidas para frenar migración en Europa

El director ejecutivo de la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex), Fabrice Leggeri, cuestionó hoy que el cierre de rutas de acceso a algunos países de la Unión Europea (UE) pueda ser una...

El director ejecutivo de la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex), Fabrice Leggeri, cuestionó hoy que el cierre de rutas de acceso a algunos países de la Unión Europea (UE) pueda ser una solución efectiva contra la masiva llegada de refugiados.

Sus declaraciones se dan luego que algunos países europeos como Austria o Macedonia aprobaron implementar soluciones nacionales, como el cierre de fronteras, para enfrentar la oleada migratoria.

“La experiencia nos demostró, por ejemplo en Hungría, que una valla no puede frenar la crisis de refugiados”, señaló Leggeri en una conferencia de prensa ofrecida este martes en Berlín.

El responsable de Frontex se alinea con la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, a la hora de buscar una solución a la crisis migratoria y destacó que la respuesta a la oleada de refugiados debe darse a nivel europeo.

“No hay una solución nacional, todos los Estados deben cooperar y el Consejo Europeo ya dijo que no hay otra solución más que la europea”, manifestó.

Leggeri instó a los países miembros de la UE a apoyar activamente a Italia y Grecia para que pongan en funcionamiento los centros de registro de solicitantes de asilo.

Destacó que en la actualidad 500 agentes de Frontex se ocupan del registro de solicitantes de asilo en Grecia.

“La situación en Grecia se desarrolla en la dirección correcta, pero espero que se desarrolle más rápidamente”, puntualizó.

El directivo de Frontex conminó a Turquía a cooperar con los socios europeos a la hora de proteger las fronteras turco-griegas y dijo que de cara al futuro, esperaba que la colaboración con Ankara fuera fructífera.

Leggeri consideró que los flujos migratorios seguirán siendo estables en 2016 y en este sentido, pronosticó para este año cifras de llegada de solicitantes de asilo similares a las registradas en 2015.

“Si el número de personas que llega a Europa este año es similar al del año pasado, entonces diría que no fue un mal año”, aseguró.

En 2015, Frontex contabilizó cerca de un millón de inmigrantes indocumentados, de los cuales la mayoría eran refugiados.

Desde que inició 2016, la agencia registró un total de 140 mil inmigrantes ilegales. En la mayoría de los casos, más de 82 mil, se registraron en Grecia.

Según el jefe de Frontex, hasta un 40 por ciento de los inmigrantes que llegan a Grecia procedentes de Turquía son ciudadanos sirios que huyen de la guerra. A ellos, se unen numerosos migrantes provenientes de Irak y Afganistán, así como de Pakistán e Irán.

Los solicitantes de asilo alcanzan las costas griegas por vía marítima y, según datos facilitados por Leggeri, los agentes de Frontex rescataron en 2015 a más de 100 mil migrantes de las aguas del Egeo.