Registra notable caída en febrero Índice del Clima de Negocios alemán

El Índice del Clima de Negocios registró una caída empresarial de más de un punto y medio en el último mes, de los 107.3 puntos de enero, la confianza de los empresarios germanos cayó en febrero a...

El Índice del Clima de Negocios registró una caída empresarial de más de un punto y medio en el último mes, de los 107.3 puntos de enero, la confianza de los empresarios germanos cayó en febrero a los 105.7 puntos.

Así lo refleja el reciente Indice del Clima de Negocios que dio este martes a conocer en Munich el Instituto de Investigación Económica, IFO, una encuesta mensual realizada entre unos siete mil empresarios del país que evalúa el ambiente de negocios en la primera economía europea.

Es la tercera caída consecutiva que se registra en el país centroeuropeo.

El clima de negocios no pasa por un buen momento en Alemania a pesar de que la economía del país continúa creciendo y el Estado logró registrar un superávit récord en el 2015.

Hacía más de un año que las empresas alemanas no se mostraban tan pesimistas en torno a sus expectativas de negocio.

“Las preocupaciones sobre la economía alemana son mayores, sobre todo en la industria”, declaró el presidente del Instituto Económico IFO, Hans-Werner Sinn, este martes.

Por sectores, en la industria de la transformación se produjo una caída pronunciada en el Índice de Clima de Negocios. De hecho, las expectativas de estas empresas se redujeron de forma notable, tanto que acusaron su mayor retroceso desde noviembre de 2008.

La buena noticia es que las valoraciones de los empresarios mejoran a la hora de evaluar la situación actual. El patrón de disminución de las expectativas y de mejora de la situación se puede observar en muchos sectores productivos.

En el comercio al por mayor, el índice empresarial también registró una nueva caída. Mientras que desaparecen las buenas valoraciones de la situación actual, las expectativas se mantienen ligeramente optimistas.

En el comercio minorista, el clima de negocios también se deterioró. Los minoristas evalúan su situación actual como buena, sin embargo sus expectativas se empañaron en comparación con el mes anterior.

Solo en la construcción se registró un aumento del clima empresarial. En este campo, se registró un nuevo récord al alza en la evaluación de la situación actual a pesar de que las expectativas empeoraron por cuarta vez consecutiva.

A tenor de los datos publicados por el Instituto Económico IFO de Múnich, se puede observar que el Clima de Negocios de Alemania se ve fuertemente afectado por la coyuntura económica global.

Los bajos precios de la energía, que abaratan la producción industrial pero reducen la capacidad de compra de países exportadores de petróleo, las turbulencias registradas en las bolsas y el miedo por un cierre de fronteras en Europa que podría afectar al comercio exterior, son algunas de las razones que favorecen el clima de pesimismo en el ámbito empresarial alemán.