Fovissste otorgará 119 mil créditos, señala Antonio Godina

El vocal ejecutivo de Fovissste, Luis Antonio Godina Herrera, destacó que el fondo a su cargo se ha consolidado como la segunda hipotecaria del país y que para este año tiene programado otorgar más...

El vocal ejecutivo de Fovissste, Luis Antonio Godina Herrera, destacó que el fondo a su cargo se ha consolidado como la segunda hipotecaria del país y que para este año tiene programado otorgar más de 119 mil créditos para la adquisición de vivienda nueva, usada, para remodelación y ampliación.

Al inaugurar los talleres en materia de vivienda y ordenamiento territorial, que organiza el Senado de la República, señaló que la Política Nacional de Vivienda del gobierno federal tiene en el Fovissste uno de sus pilares centrales para otorgar a la población viviendas que sean sustentables, incluyentes, verticales y cercanas a los centros de trabajo.

Recordó que el Fondo de Vivienda del ISSSTE proporciona créditos de vivienda a sectores clave de la población como son los maestros, médicos, enfermeras, jueces, magistrados, policías y demás servidores públicos.

Frente a los asistentes del foro, Godina Herrera subrayó la importancia de estar en contacto con los municipios en donde se definen los planes de desarrollo urbano para impulsar la Política Nacional de Vivienda.

El director de Crédito del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste), Víctor Samuel Palma César, reconoció que actualmente existen cientos de créditos que se concedieron para viviendas con mala ubicación, por lo cual un alto porcentaje de estas están abandonadas.

Por lo anterior, uno de los retos establecidos, es acrecentar el crédito pero en zonas urbanas accesibles, con cercanía a centros de trabajo, estudio, e incluso recreación, a fin contrarrestar los severos problemas de traslado que enfrentan actualmente las familias.

El director general del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), Ángel Islava Tamayo, refirió por su parte que existe un grave problema en la concesión de créditos en las zonas irregulares, debido a que las personas carecen de títulos de propiedad.

Sin embargo, acotó, se han emprendido importantes acciones en beneficio de las familias, en particular las de menores recursos, tanto para la adquisición de vivienda nueva como en la remodelación de las que ya están habitadas, por lo que se ha podido beneficiar a un millón 114 mil 800 personas y sus familias.

Por su parte, Francisco Barnés Regueiro, director general del Centro Molina y Sara Topel de Casa A.C., apuntó que los asentamientos irregulares constituyen los mayores focos de contaminación, en México y a nivel internacional, debido a la invasión de áreas naturales, además de que al carecer de servicios, concentran grandes cantidades de basura y otros desechos.

El secretario de la Comisión de Vivienda del Senado, Víctor Hermosillo y Celada expuso que el Congreso de la Unión está obligado, junto con las autoridades municipales, a impulsar las leyes que permitan la regulación territorial y así eliminar los obstáculos al desarrollo.

Advirtió que “mientras no exista regulación de la tierra, tendremos muchas limitaciones como país” y apuntó que el crecimiento de asentamientos irregulares, en todo el país, es responsabilidad de especuladores, líderes de organizaciones sociales y políticas, así como autoridades municipales.

Acompañado por la presidenta de la Comisión de Vivienda, la senadora del grupo parlamentario del Partido Verde, María Elena Barrera Tapia, Hermosillo y Celada advirtió que al permitir los asentamientos en zonas no aptas para vivienda, se condena a la población.

A carecer, detalló, de servicios básicos, como dotación de agua potable y alcantarillado, sino incluso a enfrentar graves riesgos de catástrofes.

“En los asentamientos irregulares existe el problema gravísimo de inundaciones, derrumbes, y los habitantes de esos fraccionamientos están condenados a tener una calidad inferior de vida”, enfatizó Hermosillo y Celada al apuntar que el gran reto que enfrenta la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) enfrenta es emprender un programa nacional para la regularización de estos asentamientos.