Ordena juez federal regularizar situación jurídica de niño en adopción

El Poder Judicial Federal ordenó iniciar de inmediato los trámites necesarios para regularizar la situación jurídica de un menor de edad que fue dado en adopción, así como que se dé una declaratoria...

El Poder Judicial Federal ordenó iniciar de inmediato los trámites necesarios para regularizar la situación jurídica de un menor de edad que fue dado en adopción, así como que se dé una declaratoria judicial definitiva sobre su patria potestad.

La madre biológica del infante reconoció tener problemas de drogadicción, que se ha visto involucrada en la comisión de diversos delitos y que “dejó encargado” al niño con una vecina, por lo cual fue puesto a disposición de las autoridades administrativas.

Ahora la mujer ha solicitado la devolución del pequeño y reclama a la familia que lo adoptó el pago de una pensión que le permita otorgar al niño, hoy de cuatro años de edad, el mismo nivel de vida que hoy tiene, en tanto que los padres adoptivos buscan obtener la custodia definitiva.

Con el propósito de proteger la salud física y mental del infante dado en adopción y defender su interés superior, previsto por las legislaciones nacional e internacional, el titular del Juzgado Décimo de Distrito en el Estado de Sinaloa, Jesús Rodolfo Cristerna Iribe, concedió el amparo de la justicia federal a la madre biológica.

Esa decisión tiene el único efecto de dejar insubsistente el trámite de adopción iniciado hace tres años por un matrimonio y regularizarlo sin afectar al menor de edad, garantizando su permanencia en el seno familiar de los adoptantes, toda vez que es el único hogar que conoce y respecto del cual guarda completo sentido de pertenencia.

La instrucción del juez Décimo de Distrito en Sinaloa, con residencia en Mazatlán, está destinada a la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia (hoy Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado), así como a la Procuraduría General de Justicia estatal.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó en un comunicado que al resolver el juicio de amparo 759/2014, el juez ordenó sea determinada la patria potestad del infante y regularizada la adopción plena, en términos de la Constitución mexicana y la Convención sobre los Derechos del Niño.

En su decisión el juez ponderó que el niño, hoy de casi cuatros años de edad, tiene tres años y medio viviendo en el seno familiar de los padres adoptivos, el cual resulta favorable para su subsistencia y sano desarrollo.

El infante, además, no ha tenido contacto ni convivencia alguna con su madre biológica desde que tenía aproximadamente cuatro meses de edad, por lo que para el menor de edad se trata prácticamente de una desconocida.