Investigadora busca inhibir efectos de amibas con probióticos

A fin de contrarrestar el efecto de las amibas en el organismo humano, la Facultad de Biología de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) busca contrarrestar con probióticos sus efectos, que van...

A fin de contrarrestar el efecto de las amibas en el organismo humano, la Facultad de Biología de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) busca contrarrestar con probióticos sus efectos, que van desde un severo dolor estomacal hasta la muerte.

Ante la mala costumbre de comer en la calle y las pobres condiciones de salud, las amibas pueden infestar nuestro organismo, principalmente por los alimentos que no se consumen con las normas de higiene pertinentes.

La investigadora, María Porfiria Barrón González, indicó que la Facultad de Biología, consciente de la problemática de salud generada por estos seres que parecen casi invulnerables, busca eliminar sus efectos por medio de la “mezcla de probióticos”.

“La entamoeba histolytica es un parásito que daña el tejido y que es difícil encontrar y por tanto se vuelve complicado dañarlo con algún medicamento”, señaló la especialista en microbiología quien por 15 años ha investigado a este protozoo.

Destacó que “hay casos en que pacientes sanos se infestan y mueren en una semana, pero también puede ser que otra persona sana se infeste y viva por mucho tiempo”.

Las amibas, comentó Barrón González, no suelen ser tomadas en cuenta en cuadros críticos ya que habitualmente se le pone mayor atención a las enfermedades graves o de reacción inmediata, sin embargo se puede estar infestado y ello ser la razón de constantes dolores estomacales.

Mencionó que “por lo general, las amibas son la diferencia entre un paciente sano y uno enfermo”.

A veces no nos damos cuenta y van creciendo en nuestro interior, “hasta el grado de que sus huevecillos se esparcen en el ambiente por medio de nuestras heces”, agregó la doctora universitaria de la Facultad de Ciencias Biológicas.

La especialista, quien ha dedicado sus tesis de licenciatura, maestría y doctorado a las amibas, encabeza un estudio que busca eliminarlas y neutralizar la acción de sus huevecillos gracias al uso de probióticos.

“Buscamos su inhibición por medio de probióticos, sustancias que libera nuestro intestino y estimulan a muchísimos órganos para el buen funcionamiento, y que son conocidos como antibióticos naturales”, agregó.