Especialistas piden conservar sentido social de la ley laboral

Representantes empresariales, de trabajadores y académicos presentaron diversas propuestas en materia laboral y coincidieron en la importancia de preservar el sentido social de la legislación en la...

Representantes empresariales, de trabajadores y académicos presentaron diversas propuestas en materia laboral y coincidieron en la importancia de preservar el sentido social de la legislación en la materia.

En el marco de la quinta jornada del Foro de Consulta para la Justicia Laboral Cotidiana, que realiza la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), María Luisa Campos, de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, subrayó el alto sentido social de la Ley Federal del Trabajo y de la Constitución Política del país.

Destacó que el artículo 123 contiene las principales conquistas de los trabajadores como el carácter tutelar de la ley, el principio de irrenunciabilidad de los derechos laborales, la estabilidad en el empleo, la jornada máxima, el salario mínimo, la libre sindicalización y el derecho de huelga, entre otros.

Resaltó que todos estos derechos fueron conquistados por medio de la lucha social, y argumentó que el desarrollo social y equitativo que se busca en la Constitución se establece por el equilibrio entre el desarrollo individual, armonizado con los intereses y derechos sociales que conforman la sociedad mexicana.

Ante una eventual reforma para la mejora en la administración de la justicia laboral cotidiana, enfatizó que la Asociación Nacional de Abogados Democráticos seguirá actuando ante los diversos mecanismos jurídicos para pugnar por conservar los derechos conquistados por los trabajadores.

A su vez, el jefe del Departamento Jurídico del Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República Mexicana, José Manuel Cervantes Bravo, consideró indispensable otorgar mayores recursos materiales y humanos a las juntas de Conciliación y Arbitraje.

“Es impresionante ver a funcionarios de las juntas invirtiendo de su salario para poder cumplir con su trabajo. Eso no se vale, con pura legislación no se puede tener una pronta justicia laboral”, advirtió.

El también secretario general de la Sección 38 de la Asociación Autónoma del Personal Académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), propuso que las notificaciones sean enviadas vía electrónica, pues en muchos casos se recorren largas distancias y el destinatario no se encuentra, con la consiguiente pérdida de tiempo.

Por su parte, el director del Despacho BSN Bufete Sánchez Navarro, Rafael Sánchez Navarro Caraza, habló de la estabilidad en el empleo, en el marco de lo cual propuso que la ley establezca la posibilidad de que las pequeñas y medianas empresas puedan liberarse de los contratos laborales celebrados con sus trabajadores de confianza y aquellos con antigüedad menor a un año.

Lo anterior, explicó, se puede conseguir mediante la consignación de la indemnización respectiva ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, eximiéndose con ello el pago excesivo de los salarios caídos y de los 20 días por año como establece nuestra legislación laboral.

Recordó que la legislación establece indemnizaciones para restaurar los infortunios del trabajo e indemnizaciones para reparar los daños por la disolución del vínculo laboral, privilegiando la estabilidad, por lo que se han justificado las indemnizaciones tan elevadas en los contratos por tiempo determinado.

El catedrático de la Academia Mexicana de Derecho Internacional y Derecho del Trabajo, Arturo Martínez y González, abordó el principio de economía procesal, y coincidió en que las juntas de Conciliación y Arbitraje utilicen las herramientas tecnológicas en los procedimientos laborales, incluyendo el envío por correo electrónico.

Por su parte, el presidente del Colegio de Abogados Laboralistas del Estado de Veracruz, propuso que la presunción de la existencia del despido se desvanezca ante la evidencia de falsedades y la carga probatoria de su existencia sea responsabilidad del trabajador y no de la empresa.

Dijo que la presunción de la existencia del despido ha sido una figura intocable, a pesar de que en muchas ocasiones la acción por despido se encuentra sustentada en hechos falsos relativos a las condiciones de trabajo, como el salario y el horario.

En atención al número de solicitudes de participación realizados por diversos organismos profesionales, instituciones académicas, sindicatos y organizaciones empresariales, los trabajos del Foro de Consulta para la Justicia Laboral Cotidiana continuarán esta semana.