Proyecta exposición en Calanda herida que deja la pérdida de la niñez

Rememorando la película “Los Olvidados” del cineasta Luis Buñuel, Pedro Sara presentó en Calanda, su proyecto trasmedia “Mar de fondo, en el origen del canto está el llanto, con una colección de...

Rememorando la película “Los Olvidados” del cineasta Luis Buñuel, Pedro Sara presentó en Calanda, su proyecto trasmedia “Mar de fondo, en el origen del canto está el llanto, con una colección de retratos de hombres, mujeres, niños y niñas, proyectando la pérdida con la que salieron de la infancia.

Sara, periodista, fotógrafo y cineasta, presentó la exposición en Calanda, el pueblo que vio nacer a Luis Buñuel, el sábado pasado, con el apoyo de la Diputación de Badajoz, Extremadura y la presencia de la Embajadora de México en España, Roberta Lajous.

En la exposición, instalada en el Centro Buñuel de Calanda (CBC) donde permanecerá allí tres meses, los cuadros respiran y le cantan al espectador en un terreno mestizo entre la fotografía, el cine y la pintura.

Hay retratos con alma de marineros, cantaores flamencos, prostitutas, refugiados de guerra, activistas pro derechos humanos, niños huérfanos, músicos, actores o presos. Está incluso el autor, posando desnudo de frente y de espalda y un cuadro vacío, para que los asistentes puedan tomarse fotos.

En entrevista con Notimex, el artista señaló que la idea de “Mar de fondo” surge de la necesidad de conocer a otras personas con las que comparte el mundo en el que vive y de contar, pero más que ello mostrarlas, que es una de las cosas grandes del cine, contar y mostrar.

“Quise acercarme a ellos y a ellas a través de la cámara para conocerlos y para crecer, porque creo que fundamentalmente estamos hechos de las experiencias que vivimos con el resto de la gente con la que estamos, pero sobre todo para que se conozcan estas historias de personas que están en situaciones, la mayoría de fragilidad”, dijo.

Expuso que en esta exposición, todo se cuenta a través de las miradas y de las canciones, y lo que se deja en la elipsis narrativa, lo que no se cuenta para que el que la ve lo imagine, es ese mar de fondo que todos llevamos dentro y que nos une.

“Sobre todo, comienza a moverse en nuestro interior, o en lo profundo de nuestra alma, nuestro espíritu y nuestra mente, nuestra conciencia, a raíz de nuestra primera gran pérdida en la vida que es la infancia”, sostuvo.

Expresó que la infancia es ese territorio común, esa patria única a la que todos pertenecemos, y que todos perdemos un día, a todos esto nos produce una herida, que siempre llevamos “y esa herida creo que es la que nos une”.

Sara afirmó que más que contar quién es cada persona, su situación o sus circunstancias, lo que se plantea es que cada uno cante, tararee una canción que recuerde de su infancia, que le cantaban cuando era chico, y mostrar con ello que a todos nos une algo.

En el Centro Buñuel de Calanda, en medio de diferentes marcos de retrato, entre 70 y 80 rostros proyectados miran al espectador, algunos lloran, otros ríen o hacen el bizco, como una niña, y a través de audífonos, se puede escuchar la canción que eligieron de la infancia.

Cada una de estas personas coincidieron con Pedro Sara en situaciones muy cotidianas en algún momento de su vida, caminando por la calle, en un rodaje, en un momento muerto de alguna filmación, en algún viaje.

“En situaciones muy cotidianas y muy comunes en las que de repente, hay algo que te mueve, hay un mar de fondo que te conecta con alguien y surge esto”, aseveró.

La exposición fue inaugurada por la embajadora de México, Roberta Lajous; el director del CBC, Javier Espada; el alcalde de Calanda, José Ramón Ibáñez y las representantes de la Diputación de Badajoz, Cristina Núñez y Elisa Moriano.