Parque 5 de Mayo, encuentros entre plantas de café en Chiapas

El Parque 5 de Mayo, conocido también como Jardín del Arte, Ágora del Centro Cultural Jaime Sabines, es un punto de encuentro de parejas, esposos y estudiantes de todas las edades que pueden degustar...

El Parque 5 de Mayo, conocido también como Jardín del Arte, Ágora del Centro Cultural Jaime Sabines, es un punto de encuentro de parejas, esposos y estudiantes de todas las edades que pueden degustar una taza de café, rodeados de plantas de cafetos de las variedades cultivadas en San Fernando.

Al centro del parque 5 de Mayo o Jardín del Arte, está representada la figura del poeta Jaime Sabines Gutiérrez, obra escultórica en bronce, de concepción contemporánea e intitulada “Mi cuerpo”.

El director de Imagen Urbana del Ayuntamiento de la capital, Francisco Álvarez, reveló que en el parque 5 de Mayo o Jardín del Arte, se presentan grupos musicales y de teatro urbano, y muy cerca se pueden disfrutar diversos alimentos, comidas y bebidas tradicionales chiapanecas, como el rico pozol en establecimientos y el mercado 5 de Mayo.

Quienes pasean por el parque, suelen aprovechar las actividades culturales que también se desarrollan en el Centro Cultural, un edificio cercano que en la planta baja ofrece un restaurante, espacios de lecturas para adultos e infantes.

El Centro Cultural se ha abierto a los artesanos de los municipios de los Altos de Chiapas, hombres y mujeres indígenas que exponen su producción textil, ropa hecha a mano, en que la materia prima es la manta.

Durante varias semanas se congregan en este espacio para ofrecer al público lo que saben hacer, bordar y tejer, la tela preferentemente ha de ser blanca y de manta, camisas tipo guayaberas de diversos colores, con algunas variantes en la tonalidad dependiendo del municipio de donde proviene.

Afuera del edificio y frente al parque, se juntan todos, novios, estudiantes, matrimonios, entre las maceteras de las plantas de café.

De acuerdo con el funcionario municipal, caminar por el parque es sentir el aroma de café amargo, de las variedades producidas en el municipio de San Fernando, situado a media hora de la capital del estado, aunque falta jardinería de la flora regional.

El espacio que no es muy grande, a diferencia de otros parques de la ciudad, cuenta con poca vegetación, tan solo algunos árboles de laurel, flamboyán y malitisguate.

Sin embargo, se puede disfrutar la gran variedad de tamales chiapanecos por las tardes, los ricos elotes, el arroz con leche, de puestos establecidos en los alrededores del parque.

Cuando hay espacios de silencio se escucha en el fondo la música de marimba, puesto que los grupos marimbísticos del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Chiapas, casi todos los días ensayan en el Centro Cultural.

También deambulan hombres vendiendo globos, persiste la amabilidad de la gente, que hacen del Jardín del Arte, mucho más que un lugar de paso, aunque no es el más visitado de la capital de Chiapas.

Hace muchos años, el parque tenía por nombre oficial 5 de Mayo, tras la remodelación en 1999, por el gobierno de Roberto Armando Albores Guillén, se le cambio a Jardín del Arte.

Destacan las bancas de concreto alrededor del parque, donde frecuentemente se realizan audiciones musicales con grupos locales, y que la gente aprovecha para bailar, pero preferentemente el espacio se convierte en teatro urbano, donde diversos grupos entretienen, mientras muestran diversas formas de pensamiento.

Este parque 5 de Mayo o Jardín del Arte, se localiza en la avenida Central, entre 11 y 12 Oriente y Segunda Norte, de Tuxtla Gutiérrez, casi en el centro de la capital, como su vecino, el Mercado Público Municipal Cinco de Mayo.

Su nombre Jardín del Arte, se le impuso precisamente porque alberga las expresiones de las culturas populares y el teatro urbano, aunque también tiene unos cuantos juegos infantiles que lucen saturados sábados y domingos.

Francisco Álvarez hizo un llamado a la sociedad a que se apropie de los espacios públicos, a colaborar para mantenerlos en buen estado y limpios, en el marco de encuentros que fomentan la unidad de la sociedad.