Con “El Barbero de Sevilla” arranca ópera para niños en El Lunario

Contada de manera ágil, sencilla y divertida, acompañada por la ingeniosa música de uno de los genios de la ópera italiana, Gioachino Rossini (1792-1868), así transcurre “El Barbero de Sevilla...

Contada de manera ágil, sencilla y divertida, acompañada por la ingeniosa música de uno de los genios de la ópera italiana, Gioachino Rossini (1792-1868), así transcurre “El Barbero de Sevilla”, pieza con la que el Lunario del Auditorio Nacional arrancó su Temporada de Ópera para Niños.

Bajo la dirección artística y producción ejecutiva de Sylvia Rittner, el montaje adaptado para público infantil, captó las miradas y propició los aplausos de los pequeños.

A cargo de la compañía Arpegio, en la obra participa una decena de actores, ofrece subtitulaje en español y cantos en italiano, y es acompañada al piano por Israel Barrios.

En ella se cuenta la historia del Conde Almaviva, personificado por Hugo Colín, quien está enamorado de Rosina, caracterizada por Beguidi Barajas, pero el doctor Bartolo, encarnado por Víctor Corona, su tutor, tiene planes de matrimonio con ella y la mantiene encerrada para que ningún pretendiente se le acerque.

Fígaro, quien cobra vida gracias a labor de Norberto Martínez, y quien no es más que un peluquero que hace curaciones, saca muelas y arregla matrimonios, ayuda al conde Almaviva en los intentos para rescatar a su amada y juntos emprenden una serie de peripecias complicadas y absurdas.

Por espacio de 80 minutos, chicos y grandes, disfrutaron de esta ópera que se remonta al siglo XVIII y que representa a su vez, la problemática de los matrimonios forzados.

Destaca sin lugar a dudas, el aria de “Fígaro” (Barbero) a cargo del Norberto Martínez, quien además de realizar una buena interpretación, la cual le vale los aplausos, se distingue por ser un hombre con acceso a mundos diversos.

Ello resulta vital para que el Conde Almaviva pueda establecer una relación con la bella Rosina, quien se encuentra prisionera en su casa.

En esta obra también participan José Luis Reynoso como Basilio, Zayra Velázquez en el papel de Bertha, Israel Ruiz como Fiorello y David Aréizaga es Ambrogio, mientras que José Luis Juárez hace el personaje de Pierre Auguste Caron de Beaumarchais.

Es de mencionar que “El Barbero de Sevilla” es una ópera bufa, es decir, es un drama jocoso, que disfrutaron los pequeños.

Esta ópera presentada por el foro alterno del Auditorio Nacional desde 2012, como una apuesta por ofrecer propuestas escénicas y musicales originales e innovadoras dirigidas al público infantil, se presentará nuevamente el 6 de marzo.

En tanto que “Las bodas de Fígaro” tendrán funciones el 28 de febrero y 13 de marzo.