Analizan un aumento a la tarifa del Metro en la Ciudad de México

  • No se tiene definido el monto del posible incremento ni una fecha probable.
  • Según el director del Sistema, una mayoría de personas aceptaría un aumento.
  • El costo real es de 10.5 pesos y la tarifa actual es de las más bajas del mundo.
Imagen de una estación del Metro en la Ciudad de México.
Imagen de una estación del Metro en la Ciudad de México.
Carlos Pereda / NOTIMEX

El director general del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro en la Ciudad de México, Joel Ortega Cuevas, indicó que se lleva a cabo un estudio respecto a un posible ajuste en la tarifa de ese medio de transporte, para lo cual se reunirá con diputados locales.

Explicó que hasta el momento no se tiene definido el monto del posible incremento ni una fecha establecida para implementarla, ya que se debe "hacer un trabajo de gestión fuerte mediante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal".

Seremos cuidadosos de respetar lo que marca la ley Ya se han realizado encuestas que revelan que una mayoría de personas aceptaría un aumento en la tarifa, sin embargo enfatizó que "seremos cuidadosos de respetar lo que marca la ley" para lo cual estimó que se reunirá en los próximos días con los asambleístas para hacer los planteamientos respectivos, indicó en conferencia de prensa.

Actualmente, detalló, el costo real del boleto del Metro es de aproximadamente 10.5 pesos, y los tres pesos que se pagan actualmente es de las tarifas más bajas en el mundo, y aún aumentando un peso continuaría como la tarifa más baja, por lo que añadió que es necesario tomar una decisión en este sentido.

Agregó que en la actualidad se cuenta con los recursos necesarios para llevar a cabo el mantenimiento requerido para este año, sin embargo la reparación de trenes que se encuentran parados quedaría aún pendiente en caso de utilizar más recursos o que se lleve a cabo el ajuste tarifario.

Por otra parte, Ortega Cuevas llamó a la serenidad a los integrantes del sindicato de ese medio de transporte, pues "no es lastimando a los usuarios como se corrigen las cosas" y sobre todo porque se encuentran en la mejor disposición de continuar acompañando a los trabajadores en diálogo.

Manifestó que se trata de una situación en la que democráticamente se tienen que tomar las decisiones y no sólo un grupo como el sindicato, por importante y relevante que sea, no puede afectar a una masa de cinco millones de usuarios que requieren transportarse con seguridad y calidad.

De acuerdo con Ortega Cuevas, no se puede hablar de una huelga de los trabajadores, ya que concluyó la revisión del contrato colectivo, sin embargo reconoció que existen comentarios por realizar diversas acciones de presión.

Entre las acciones que han venido manifestando los trabajadores que realizarían pudieran ser paros, "huelga de brazos caídos" y reemplazos de trenes, sin embargo sostuvo que no hay razón para culminar esas acciones, pues el organismo trabaja correctamente, se realizan las adquisiciones y se llegará a fin de año con un mantenimiento adecuado.