En México hay 53.3 millones de personas en situación de pobreza, dice el Coneval

  • El porcentaje disminuyó de 46.1 % a 45.5 % de 2011 a 2012.
  • La pobreza extrema se redujo de 13 millones a 11.5 millones.
  • En pobreza alimentaria, de capacidad y patrimonio, hubo aumento.
Una mujer hace tortillas en una cocina improvisada, en una imagen de archivo.
Una mujer hace tortillas en una cocina improvisada, en una imagen de archivo.
NOTIMEX

En México el porcentaje de población en situación de pobreza disminuyó de 46.1 por ciento en 2010 a 45.5 el año pasado, informó este lunes el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona.

La población aumentó de 114.5  a 117.3 millones El funcionario indicó que esta reducción se logró pese al aumento de la población total en el país, de 114.5 a 117.3 millones en igual lapso; y aclaró que a final de 2012 la cifra en situación de pobreza se ubicó en 53.3 millones de personas.

Bajo esas características de incremento en la población total, a nivel nacional, entre 2010 y 2012, el número de personas en pobreza extrema se redujo de 13 millones a 11.5 millones.

Es decir, añadió Hernández Licona, en porcentajes disminuyó de 11.3 a 9.8 puntos, y el número de carencias sociales de ese segmento se redujo de 3.8 a 3.7 por ciento.

Al dar a conocer los resultados de la medición de pobreza 2012 y su comparación con los de 2010, mencionó que en pobreza alimentaria, de capacidades y de patrimonio, las cifras aumentaron en el lapso citado.

La de tipo alimentario pasó de 18.8 a 19.7 por ciento, es decir de 21.5 millones a 23.1 millones; la de capacidades de 26.6 a 28 por ciento, que significa 30.5 millones a 32.9 millones de personas; y la de patrimonio de 51.1 a 53.3 por ciento, que representa una alza de 58.5 millones a 61.4 millones de habitantes.

En el Museo Franz Meyer, y acompañado de los integrantes del Coneval, Hernández Licona dio una amplia explicación del documento, el cual refleja que la población sin carencias sociales y con ingresos superiores a la línea de bienestar, pasó de 22.8 millones a 23.2 millones de personas.

Las cifras desagregadas arrojan que en 2010 la población en pobreza se ubicó en 52.8 millones de personas, de las cuales 13 millones están en condiciones de pobreza extrema y 39.8 millones en situación moderada.

Mientras tanto, agregó, 32.1 millones se encontraba "vulnerable por carencias sociales", 6.7 millones "vulnerable por ingresos" y 22.3 millones "no pobre y no vulnerable".

Para 2012 se encontró en situación de pobreza a 53.3 millones de personas, de ellas 11.5 millones de tipo extrema y 41.8 millones moderada; 33.5 millones "vulnerable por carencias sociales", 7.2 "vulnerable por ingresos" y 23.2 millones "no pobre y no vulnerable".

Explicó que a una persona se le considera "vulnerable por carencia social" si alcanza un ingreso superior a la línea de bienestar (que se ubica en una percepción de dos mil 329 pesos en zona urbana y mil 490 en rural) y tiene "al menos" una carencia.

A su vez, la población "vulnerable por ingreso", incluye a aquella persona sin carencias sociales pero cuyo ingreso es inferior a la línea de bienestar.

Refirió que entre 2010 y 2012 se registró una disminución en el número de personas con carencia por rezago educativo, acceso a los servicios de salud, calidad y espacios de la vivienda, acceso a los servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación.

El poder adquisitivo también disminuye

Sin embargo, ese no fue el caso para la carencia de acceso a la seguridad social para el número de personas con un ingreso inferior a la línea de bienestar.

Hernández Licona señaló que otra medida de desigualdad económica considerada en el documento es la razón de ingreso, la cual refleja la relación entre la percepción corriente total per cápita de la población en pobreza extrema y el de la población no pobre ni vulnerable.

En ese parámetro, indicó que en 2010 por cada 100 pesos percibidos por la población no pobre y no vulnerable, la que se ubicó en pobreza extrema percibió 4.6 pesos; en 2012 esa relación disminuyó a 4.4 pesos.