Comité de Cruz Roja aclara traslado jefes de FARC de Cuba a Colombia

La delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Colombia aclaró su participación en el traslado de un grupo de negociadores de las FARC, desde La Habana a la península de la Guajira...

La delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Colombia aclaró su participación en el traslado de un grupo de negociadores de las FARC, desde La Habana a la península de la Guajira, en el norte de este país andino.

La presencia en esta última semana de los jefes insurgentes en una zona de la Guajira, recorriendo las calles de un pequeño caserío, escoltados por guerrilleros armados, generó un rechazó del presidente Juan Manuel Santos y de la clase política colombiana.

El CICR recordó que el 18 de febrero de 2016, el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), solicitaron al organismo el traslado de una representación rebelde “entre Cuba y una zona rural del departamento de La Guajira, en un helicóptero marcado con el emblema de la Institución”.

“Esta participación se dio por petición explícita de ambas partes implicadas, el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, que depositaron su confianza para que, en su rol de intermediario neutral y con toda la confidencialidad y profesionalismo, el CICR realizara este movimiento”, subrayó.

Agregó que por neutralidad, el CICR “no interviene en las decisiones políticas que puedan darse en el marco del proceso de paz entre el Gobierno y las FARC-EP”.

“Durante el traslado de negociadores de paz, su papel se limita a realizar el acompañamiento logístico y no decide sobre las actividades que realizan los negociadores durante estas visitas”, anotó la declaración del CICR.

Tras el anuncio del Gobierno colombiano de suspender las visitas de negociadores de las FARC a Colombia, el CICR “continúa a la espera de que las partes lleguen a un acuerdo para llevar a cabo la operación de traslado de estas personas a Cuba en el momento en que las dos partes lo estimen conveniente”.

Insistió que el interés del CICR, “no solo en Colombia sino en los más de 80 países donde opera, es estrictamente humanitario. Nuestra participación como intermediario neutral en el proceso de paz tiene como única motivación el alivio de las condiciones de vida de las víctimas del conflicto armado”.

“Por esta razón, continuamos dispuestos a brindar nuestros buenos oficios siguiendo nuestros principios innegociables de neutralidad, imparcialidad e independencia”, finalizó el CICR.