Un documental sobre refugiados gana el Oso de Oro en la Berlinale

Una edición más, el Festival de Cine Internacional de Berlín, la Berlinale, se mantuvo fiel a su estilo de premiar una cinta con marcado carácter político, esta vez se trató del documental italiano...

Una edición más, el Festival de Cine Internacional de Berlín, la Berlinale, se mantuvo fiel a su estilo de premiar una cinta con marcado carácter político, esta vez se trató del documental italiano “Fuocoammare”.

En un año en el que la crisis migratoria capturó toda la atención internacional, el jurado de la Berlinale decidió otorgarle el Oso de Oro a la mejor película a “Fuocoammare”, un documental que aborda la vida de los refugiados que llegan a la isla italiana de Lampedusa.

“Es una película valiente que combina elementos políticos con elementos artísticos y que nos permite ver lo que el documental puede hacer”, dijo la presidenta del jurado, la actriz estadunidense Meryl Streep, antes de hacer entrega del galardón a Gianfranco Rosi, director del filme.

La cinta, basada en una idea de Carla Cattani, muestra la vida en la isla de Lampedusa, un lugar que se ha convertido en el hogar de miles de refugiados, principalmente africanos, que llegan a Europa después de una peligrosa travesía por el mar.

“En este momento mi pensamiento más profundo es para toda aquella gente que no logró alcanzar Lampedusa y quiero dedicar el premio a toda la gente de Lampedusa que siempre está abierta para aceptar a otras personas”, declaró Rosi al recibir el Oso de Oro.

El director italiano permaneció un año y medio en la isla para rodar el documental. Agradecido y emocionado, aseguró que espera que la película sirva para que la sociedad no considere aceptable que haya gente que pierda la vida cruzando el mar para escapar de la tragedia.

La Berlinale de este año ha sido una edición en la que los premios han quedado muy repartidos.

El Oso de Plata al mejor guión fue para Tomasz Wasilewsky por “United States of Love”, cinta ambientada en la Polonia de los años 90 que cuenta la historia de cuatro mujeres que, tras la caída del comunismo, tienen una necesidad imperiosa de cambiar el rumbo de sus vidas.

Majd Mastoura fue galardonado con el Oso de Plata a mejor actor por su papel en la película “Inhebbek Hedi”, mientras en la categoría femenina el premio fue para la actriz danesa Trine Dyrholm que encabeza el reparto del filme “Kollektivet”.

En el apartado de mejor dirección, el Oso de Plata fue para la francesa Mia Hansen-Love por “L'avenir”, una cinta que cuenta la historia de una profesora de filosofía que es abandonada por su marido al mismo tiempo que fallece su madre.

La película filipina “Lullaby to the sorrowful mistery”, dirigida por Lav Díaz y que marcó un récord en el festival por sus ocho horas de duración, recibió el Oso de Plata Premio Alfred Bauer.

Por su parte, Danis Tanovic, director de “Mort à Sarajevo” se alzó con el Gran Premio del Jurado.

Tras 10 días de festival, la Berlinale cerrará mañana domingo con el denominado Día del Espectador, una jornada que año tras año sirve para demostrar que esta es una fiesta del cine que no busca contentar a la élite, sino que está muy apegada al público.