Se recordará a Luca Ronconi con exposición, libro y documental

Para conmemorar el primer aniversario luctuoso del director de escena italiano Luca Ronconi, el teatro Alla Scala de Milán abrirá al público la exposición "Luca Ronconi, el laboratorio de ideas", del...

Para conmemorar el primer aniversario luctuoso del director de escena italiano Luca Ronconi, el teatro Alla Scala de Milán abrirá al público la exposición "Luca Ronconi, el laboratorio de ideas", del 24 de febrero al 24 de mayo del presente año.

De acuerdo con la Comuna de Milán, la muestra forma parte del programa “Regreso al futuro” que organiza el ayuntamiento milanés para recordar al creador a un año de su muerte, ocurrida el 21 de febrero de 2015.

Asimismo, se anunció la publicación del libro “Ronconi, los años de Scala”, con la curaduría de Vittoria Crespi Morbio, e incluirá testimonios de Angelo Foletto e Cesare Mazzonis. El ejemplar se presentará el 23 de febrero en el Laboratori Scala Ansaldo.

Además de la realización del documental “Ronconi Opera”, producido por Rai Cultura, el cual se dará a conocer el próximo 21 de enero, coincidiendo con la efeméride.

La exposición tiene como objetivo analizar la influyente relación que tiene el legado artístico e intelectual de Luca Ronconi con el Teatro Alla Scala de Milán, así como reflexionar sobre la evolución artística y cultural del drama italiano y la ópera.

Luca Ronconi nació en Sasa, ciudad tunecina el 8 de marzo de 1933, hijo de migrantes italianos. De acuerdo con datos biográficos que proporciona el diario “The Guardian”, después de que sus padres se separaron, su madre regresó para establecerse en Roma.

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, con sólo 10 años, Luca fue enviado a un colegio privado en Suiza donde aprendió alemán y francés, y en su tiempo libre devoró obras clásicas de teatro y literatura.

De vuelta en la capital italiana, Luca ingresó a la Academia Nacional de Arte Dramático y se graduó dos años después. Su carrera artística comenzó formalmente en 1953 al aparecer en la obra “Tre quarti di luna”, consecutivamente actuó en piezas clásicas hasta 1959, como “Cándida”, “Lorenzacio”, “El diario de Ana Frank”, “El misántropo”, y “la Romagnola”.

Después de una década dedicada a la actuación, Ronconi la encontró aburrida, y quiso explorar la dirección. Su primera experiencia dirigiendo fue en 1963 cuando filmó junto con Sergio Corbucci el guión de “L'uomo che ride”.

Simultáneamente, junto con algunos colegas actores montó su propia compañía de teatro y presentó dos obras cortas: “La Puta Onorata” y “La Buona Moglie”, del escritor vietnamí Carlo Goldoni, que fueron ampliamente reconocidas por la crítica.

El montaje “I lunatici”, de Thomas Middleton y William Rowley en 1966 y “Misura per misura”, de Shakeaspeare en 1968 le dieron al director suficiente experiencia para que en 1969 ideara el espectáculo que le dio la fama mundial, “Orlando el Furioso”.

La obra teatral, una versión textual adaptada de Edoardo Sanguineti (1930-2010), se estrenó en el festival Spoleto en la iglesia de San Nicolá, y consagró al italiano como el director de escena que revolucionó la manera de entender la ópera.

Después de llevar “Orlando el Furioso” en una gira internacional, el director continuó con su proyección en formato cinematográfico en 1974, y un año después estrenó una mini serie de cinco capítulos que produjo con la guía del ganador del Óscar, Vittorio Storaro (1940).

Ronconi tuvo también éxitos como director de ópera, una de sus más célebres interpretaciones fue “Il Viaggio a Reims”, con música de Gioacchino Rossini (1972-1868), durante el Festival de Ópera Rosini de 1984 en Pesaro.

Según un artículo publicado por el diario español “El País”, Ronconi fue un innovador nato que marcó con su fuerte personalidad los montajes teatrales y operísticos, perfilando las artes escénicas modernas.

Su influencia y legado artístico es inmensamente valioso para el teatro del s. XX, tanto como para el Teatro Piccolo de Milán, donde fue director artístico desde 1999 y debutó con la escenificación de “La vida es sueño” de Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) y “El sueño” de August Strindberg (1846-1912).

Luca Ronconi falleció en 21 de febrero a los 81 años en el hospital Policlínico de Milán, su pérdida fue significativa para actores, directores y la comunidad artística en general, pues una de las máximas figuras del teatro moderno había partido.