Trascendental, que diáconos utilicen su propia lengua, dice experto

En ocasión del Día Internacional de la Lengua Materna, que se celebra el 21 de febrero, José del Val, director del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad...

En ocasión del Día Internacional de la Lengua Materna, que se celebra el 21 de febrero, José del Val, director del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad (PUIC) de la UNAM, dijo que fue trascendente que en su reciente visita, el Papa Francisco utilizara una frase en tzetzal para iniciar un sermón.

Recordó que el pontífice no sólo lamentó que los pueblos originarios sean incomprendidos y excluidos de la sociedad (por lo que llamó a ofrecerles “perdón”).

Fue importante porque, dijo en un comunicado, autorizó algo que años atrás hizo Samuel Ruiz, ex obispo de San Cristóbal de las Casas: ordenar diáconos y permitirles que trabajaran en su lengua.

“Los impulsó, pero en su momento toda la curia conservadora mexicana estaba en contra. Por eso es importante el acto del Papa de haber ido a la tumba de Ruiz, rezar en ella y reiterar esa libertad.

“No nos quedemos con el perdón, porque el perdón quita la culpa; el meollo es la restitución. Pedir disculpas está bien, pero cómo lo cambias; no hay continuidad en la restitución en ese sentido”, dijo Del Val.

Según el experto, las lenguas no se van a morir, llevan 500 años golpeadas, presionadas, impedidas para su desarrollo, y siguen ahí, porque están con las personas.

“Si el Estado crea las condiciones, México se convertirá en una nación multilingüe y, por ejemplo, en la zona maya se hablará esa lengua y el español, como en cualquier país moderno y civilizado del mundo, donde se hablan varias y no pasa nada”.

Consideró que la problemática principal de la lengua materna es que el Estado no tiene un proyecto de país plurilingüe ni asume la responsabilidad de combatir la desigualdad.

“En la base de las inequidades están los pueblos indígenas, y en el fondo, sus lenguas, que padecen un acoso sistemático”, dijo en un comunicado.

Destacó que las lenguas cuentan con hablantes y es a ellos a quienes se debe atender. “Eso de rescatar la cultura o las lenguas es mentira, lo que hay que hacer es promover al que las habla; no se debe proteger la lengua, sino promover a quien dialoga, darle las condiciones para que la ejerza”, dijo.

Recordó que recientemente un comunicador hizo un señalamiento ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el que se inconformaba porque una legislación impedía hacer el uso de lenguas indígenas en la radio, situación que finalmente se dictaminó a favor del particular.

Pero entonces, reiteró el universitario, ¿dónde está el proyecto social de la lengua?. En la primaria deberían enseñar a los niños qué quieren expresar cuando dicen palabras como palero, achichincle, aguacate, Popocatépetl o jitomate...