Jóvenes deben proponer soluciones a sus problemas en Yucatán

Las políticas asistencialistas y de “escritorio” deben quedar atrás e involucrar a los jóvenes para que ellos planteen ideas o sugerencias, a fin de acabar con problemas como el pandillerismo y las...

Las políticas asistencialistas y de “escritorio” deben quedar atrás e involucrar a los jóvenes para que ellos planteen ideas o sugerencias, a fin de acabar con problemas como el pandillerismo y las adicciones, sostuvo Víctor Chan Martín.

El coordinador de la Red por la Familia de Yucatán afirmó que durante muchos años las acciones y los programas para evitar que los jóvenes caigan en el pandillerismo y las drogas han salido del “escritorio”.

Estas, dijo en entrevista, se han diseñado pensando en lo que los jóvenes quisieran o necesitan, pero sin preguntarles sus opiniones.

“Los resultados están a la vista y en Yucatán persisten serios problemas por las pandillas, muchas de las cuales están ligadas al consumo de drogas, a la delincuencia, a la violencia”, precisó.

Por ello, insistió, es necesario dejar atrás los programas asistencialistas, como medio para intentar poner freno a los problemas de pandillerismo y adicciones, e ir en su encuentro para que sean ellos quienes planteen lo que consideran puede ser la solución.

“Hay que ir a verlos en donde suelen reunirse, hablar con ellos y que ellos hablen y expongan sus inquietudes y problemas y cómo consideran que pueden o deben solucionarse, pues de lo contrario seguiremos en el mismo círculo vicioso”, añadió.

Aseguró que la Red para la Familia en Yucatán tiene programado hacer ese tipo de acciones en siete colonias del sur de Mérida, en donde se concentran los mayores problemas derivados del pandillerismo.

Se trata de las colonias Plan de Ayala, San José Tecoh, San Antonio Xluch, Dzununcán, Paso Texas y en las unidades de Emiliano Zapata Sur, y los recorridos iniciarán a partir de marzo próximo, comentó.

Sostuvo que esta intervención integral se concentrará en el fortalecimiento de las habilidades de los jóvenes, mejorar su medio ambiente, así como difundir acciones contra la violencia doméstica y las adicciones y escuchar sus sugerencias e inquietudes.