Austria abre su frontera sur con cuota de recepción de migrantes

Austria puso en marcha hoy la polémica aplicación de una cuota diaria de recepción de demandas de asilo de refugiados e inmigrantes, por lo que a partir de este día sólo aceptará un máximo de 80...

Austria puso en marcha hoy la polémica aplicación de una cuota diaria de recepción de demandas de asilo de refugiados e inmigrantes, por lo que a partir de este día sólo aceptará un máximo de 80 solicitudes a lo largo de su frontera sur.

La medida entró en vigor a primera hora de este viernes en todos los puestos de control en la frontera con Italia, Eslovenia y Hungría, con miras a frenar la masiva afluencia de migrantes que escapan de la violencia y la pobreza en sus países de origen.

Este movimiento fue anunciado por las autoridades austriacas el pasado miércoles, argumentando la falta de solidaridad de la Unión Europea (UE) en la gestión del flujo de migrantes, y de inmediato recibió críticas por parte de la Comisión Europea (CE).

En una carta dirigida al gobierno de Austria, el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, dijo que limitar el número de solicitudes a recibir es “claramente incompatible” con las leyes europeas e internacionales.

Afirmó que Austria tiene “la obligación legal de aceptar cualquier petición de asilo que se le presente dentro de su territorio o en su frontera”, por lo que pidió a Viena reconsiderar su decisión.

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, también se dijo a disgusto con la decisión unilateral de Viena, sin embargo el ministro austriaco de Asuntos Exteriores, Werner Fayman, aseguró que su país no haría ningún cambio al respecto.

Así, la cuota de recepción de solicitudes en Austria entró en vigor a las 08:00 horas locales (07:00 GMT) de este viernes, y una vez que se cubran las 80 solicitudes se cerrará la frontera hasta el día siguiente.

Además de la cuota diaria, que restringirá el total de solicitudes de asilo a 37 mil 500 en 2016, se implementaron controles más estrictos como limitar a tres mil 200 el número de migrantes que podrán transitar por el país para buscar asilo en otra nación europea vecina.

El año pasado, Austria se convirtió en uno de los mayores receptores de refugiados e inmigrantes, al recibir alrededor de 90 mil de ellos, sin embargo se ha quejado de la falta de una acción concreta europea para lidiar con el masivo flujo migratorio.

Asegura que las rígidas medidas de control fronterizo son necesarias debido a que el plan acordado por la UE y Turquía para frenar la afluencia de migrantes no ha tenido los resultados esperados.

Más de un millón de refugiados e inmigrantes llegaron a la UE en 2015 y arriba de 83 mil han arribado en lo que va de este año, en la mayor crisis de refugiados en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.