Elevada obesidad infantil preocupa a España

La elevada tasa de obesidad infantil es una preocupación y un problema de salud pública, sobre el que habrá que reforzar las medidas de prevención para reducirla, afirmaron fuentes del gobierno...

La elevada tasa de obesidad infantil es una preocupación y un problema de salud pública, sobre el que habrá que reforzar las medidas de prevención para reducirla, afirmaron fuentes del gobierno español.

De acuerdo a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), en su Estudio Aladino de 2013, la prevalencia de exceso de peso en niños y niñas de siete y ocho en España se ubica en 43 por ciento (24.6 por ciento con sobrepeso y 18.4 por ciento con obesidad).

El organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, trabaja en el informe 2015 para medir este problema principalmente entre los escolares, y centra en campañas de prevención sus principales actuaciones.

“Los datos siguen siendo alarmantes”, expusieron fuentes consultadas, que recordaron que las estadísticas son menores que 45.3 por ciento del Estudio Aladino 2011, en que la prevalencia de sobrepeso fue de 26.2 y de obesidad el 19.4 por ciento.

“Está por confirmarse si se trata de una estabilización o de verdad hay una tendencia a la baja”, indicaron.

Además de los hábitos alimenticios y falta de hábitos saludables y ejercicio, el organismo asocia otros factores que ahondan en este problema como no desayunar a diario, disponer de televisión o videojuego en su habitación, y estar frente a ellas más de dos horas al día.

Asimismo relaciona otros aspectos vistos en el informe de 2013 como el que ambos padres de familia sean fumadores, su bajo nivel de ingresos económicos debido a la crisis económica, y el bajo nivel educativo que tengan.

Las fuentes consultadas destacaron que es a través de la Estratega NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) como se trata de reducir esta incidencia, con actuaciones específicas de alimentación saludable y deporte.

Entre ellos el Plan de Consumo de Fruta y Verduras en las Escuelas, donde come una gran parte de los escolares de entre siete y nueve años, y que se aplica en diferentes comunidades autónomas.

En materia informativa, la estrategia colabora con la Fundación Alimentum de diversas compañías y la Federación Española de Empresas de Bebidas y Alimentación que trabaja en la difusión de prácticas saludables.

Se trata de la actuación en la parte empresarial para prevenir la obesidad y el sobrepeso desde las industrias alimentarias, bajo el principio de que “no hay alimentos buenos o malos sino dietas equilibradas o desequilibradas”.

Por ello, destacan la información al consumidor en el etiquetado de cada uno de sus productos, así como la información detallada y complementaria en sus páginas de Internet.