Un paciente murió en Estados Unidos tras recibir un riñón infectado con rabia

  • El paciente murió en febrero.
  • Los análisis ahora han encontrado la causa del deceso.
  • El donante había sido mordido por un mapache.
Una sala de operaciones, en una imagen de archivo.
Una sala de operaciones, en una imagen de archivo.
Bobjgalindo / Wikipedia

Un recluta de la Fuerza Aérea estadounidense cuyos órganos fueron donados a cuatro pacientes (incluso el receptor de un riñón, que murió a causa de la rabia) había sido mordido por un mapache por lo menos dos veces y no recibió tratamiento. Los exámenes comprobaron que su riñón infectado causó la enfermedad del receptor del órgano, según una publicación médica.

Los médicos atribuyeron inicialmente la muerte del donante a otras causas, pero durante una investigación motivada por la muerte del receptor del riñón en febrero, las pruebas de laboratorio detectaron evidencias de rabia en el tejido cerebral del donante además de encefalitis, una inflamación del cerebro que puede ser causada por la rabia.

El virus detectado coincide con la rabia causada por mordeduras de mapache y fue casi idéntico a un virus hallado en el riñón trasplantado y otros tejidos del receptor, un veterano del ejército de Maryland, dijo el informe, que fue compilado por investigadores de los Centros para Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) y otros, y publicado el martes en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense (Journal of the American Medical Association, JAMA).

Otros órganos donados

Los investigadores no saben si los órganos implantados a otros tres pacientes (corazón, el hígado y un segundo riñón) estaban infectados con el virus de la rabia, pero los tres están considerados en situación de riesgo.

Los tres recibieron un tratamiento antirrábico "y hasta ahora siguen bien", dijo el investigador de los Centros doctor Neil Vora, autor central del informe.

Aunque el caso es poco frecuente, pone de manifiesto la necesidad de mejorar la inspección de los posibles donantes de órganos que se sospeche padezcan de encefalitis, dicen los autores del informe. Dijeron que un cuestionario uniforme a los donantes podría contribuir a identificar factores de riesgo para el virus y que debería considerarse la posibilidad de que los donantes con encefalitis no explicada tuvieran rabia.