Una madre encadenaba a su hijo de diez años para impedir que fuera con malas compañías

  • Quería que el chico permaneciera en casa mientras ella estaba fuera trabajando.
  • Gente que pasaba por la calle escucharon al niño llorando mientras estaba recargado a un árbol.
  • La mujer argumentó que quería impedir que su hijo anduviera con malas compañías.

Una mujer latina que encadenó a su hijo, de 10 años, para que permaneciera en su casa mientras ella trabajaba enfrenta cargos por abuso infantil, informó la policía en Santa Ana, California.

La mujer tenía dos hijos más que están bajo custodia La procuraduría de distrito en el vecino condado de Orange esperó a que la corte reabriera este lunes para presentar los cargos.

La mujer, Irma Navarro, de 37 años de edad, madre de tres hijos, dejó al niño encerrado con una larga cadena, mientras que el menor estaba al cuidado de una nana en otro domicilio y el tercero asistía a la escuela en fin de semana.

De acuerdo con la policía, unos transeúntes notaron que el menor de 10 años lloraba recargado a un árbol en el patio trasero de su casa.

Una joven se atrevió a entrar a indagar pues el niño permanecía sin acercarse a ella, y fue cuando la samaritana notó la cadena y llamó a la policía.

Los oficiales liberaron al menor y fueron a arrestar a la madre, quien argumentó que quería impedir que su hijo anduviera con potenciales malas compañías mientras ella trabajaba.

La oficina de Protección Infantil del condado asumió la custodia de los tres menores.