Una niña en silla de ruedas no puede entrar a un museo porque podía manchar la moqueta

  • La niña de once años quería visitar el Museo Naval de Georgia.
  • Pero un empleado le dijo que debía esperar fuera porque iba a ensuciar la moqueta.
  • Por su parte, el museo ha emitido una disculpa pública.
Lexi Haas, de once años, en una imagen de su Facebook.
Lexi Haas, de once años, en una imagen de su Facebook.
Facebook/ Lexi Hass

Lexi Haas, de once años y con la enfermedad cerebral de Kernicterus, se disponía a visitar con su familia el Museo Naval de Georgia cuando un empleado le denegó la entrada. ¿El motivo? La silla de ruedas que usa la niña podía ensuciar la moqueta del centro, según reporta The Huffington Post.

"No queremos que despidan a nadie" No contentos con eso, el museo le dio a Lexi una opción: que se quedase viendo un video mientras su familia entraba a visitar las instalaciones. Obviamente, su familia se negó. 

"¿Qué pasa con los zapatos? ¿Tiene quitárselos la gente?", explicaba el padre de la niña.

Por su parte, la pinacoteca ha emitido una disculpa pública y privada por la falta de comprensión del empleado.

Los padres de Lexi han aceptado las disculpas. "No queremos que despidan a nadie sólo que sean más conscientes de los derechos de los discapacitados. Es es suficiente para nosotros", dijo a HuffPost.