Como parte de su plan de crecimiento, Caja Popular Mexicana emprenderá este año una modernización en la atención a sus clientes, al incorporar un nuevo software, y estima alcanzar 15 mil millones de pesos en préstamos otorgados.

En entrevista con Notimex, el vocero de la compañía, Juan Pablo de León, dijo que en 2016 el reto es mejorar la calidad en el servicio al socio, por lo que adquirieron un software que les permitirá tomar las oportunidades existentes al identificar cada tipo de cliente.

De acuerdo con el directivo, en una primera etapa están invirtiendo cinco millones de pesos para la implementación de esta tecnología en 23 sucursales, que les permitirá detectar a que generación pertenecen sus socios y ofrecer créditos personalizados según sus necesidades.

“Para este año nuestra gran meta es mejorar los servicios de ahorro y préstamo que proporcionamos. El año pasado cerramos con más de 14 mil millones de pesos del préstamo del crédito otorgado a más de 600 mil socios, principalmente en temas de consumo, crédito automotriz, hipotecario”, afirmó.

En este sentido, comentó que para 2016 estiman aumentará la membresía en 10 por ciento, para llegar a los dos millones 150 mil socios, de manera pausada para no minar la calidad y alcanzar 15 mil millones de pesos en créditos.

El director de la firma resaltó que sus clientes están en la base de la pirámide poblacional, son personas que solicitan un préstamo 16 mil a 20 mil pesos, con pagos de entre 300 a 500 pesos mensuales.

A pesar de esto, destacó que el índice de morosidad entre sus usurario sólo llega al 3.2 por ciento, ya que la estrategia de Caja Popular Mexicana es dar créditos que las personas puedan pagar.

El vocero de la empresa agregó que en la actualidad cuentan 461 sucursales en 26 estados de la República, con lo que se posicionan como opción real en ahorro, crédito y de educación, para las personas.