La Justicia egipcia emitió este jueves una orden para prohibir la salida del país al depuesto presidente Mohamed Morsi, que está siendo investigado por las acusaciones de haber insultado al poder judicial junto a otros ocho dirigentes de los Hermanos Musulmanes.

El juez designado para investigar estos hechos interrogará a los acusados el próximo lunes por presuntamente insultar al poder judicial y a sus miembros a través de los medios de comunicación, y a Morsi por haberlo hecho en un reciente discurso, informó la agencia oficial egipcia Mena.

Además de Morsi, otros islamistas investigados son el presidente del partido Libertad y Justicia (brazo político de los Hermanos Musulmanes) Saad al Katatni, los parlamentarios de la Cámara alta o Shura Mohamed Guibril y Taher Suleiman, y el exdiputado de la Cámara baja Mohamed el Omda. Completan la lista los dirigentes de los Hermanos Mohamed el Beltagui, Mohamed Mahdi Akef, Sobhi Saleh y Esam Sultan.

El pasado 26 de junio, Morsi pronunció un discurso para repasar su primer año en el poder, en el que acusó a los restos del anterior régimen de Hosni Mubarak de querer destruir la democracia en Egipto y apuntó a la polarización política como una de las principales amenazas para el país. En esa alocución, denunció varios casos concretos de jueces que supuestamente habían participado en fraudes electorales durante la era de Mubarak.

Los cuerpos de seguridad comenzaron a arrestar a responsables islamistas Además, la Fiscalía egipcia ordenó en la mañana de este jueves la detención del guía espiritual de la Hermandad, Mohamed Badía, y su 'número dos', Jairat al Shater, bajo la acusación de instigar al asesinato de manifestantes pacíficos contra el depuesto presidente Mohamed Morsi. Los cuerpos de seguridad comenzaron a arrestar primero a responsables islamistas como Katatni. Ya a primera hora de la tarde, se confirmó el arresto de Mohamed Badía, quien había tratado de huir hacia Libia, según informa el diario libio 'Libya Herald'.

Los Hermanos Musulmanes egipcios anunciaron que no van a participar en ningún trato con la nuevas autoridades en Egipto y recalcaron su rechazo al "golpe de Estado contra la voluntad del pueblo". "Anunciamos nuestro rechazo categórico al golpe de Estado contra el presidente elegido y la voluntad del pueblo, y rechazamos la participación en cualquier trato con la nueva autoridad", aseguró la Hermandad en un comunicado difundido en su pagina web.

Mientras, Morsi continúa en paradero desconocido de forma oficial, aunque una fuente de los Hermanos Musulmanes dijo que ha sido separado de su equipo presidencial y trasladado al Ministerio de Defensa, donde está retenido. Las Fuerzas Armadas egipcias depusieron este miércoles al presidente Mohamed Morsi, elegido hace un año, y designaron como mandatario interino del país al presidente del Tribunal Constitucional, Adli Mansur, quien deberá convocar y supervisar las próximas elecciones presidenciales.