Impredecible, el impacto de la volatilidad económica: Reserva Federal

El vicepresidente de la Reserva Federal (Fed), Stanley Fischer reconoció hoy la dificultad de predecir el impacto de la volatilidad económica generada por los ajustes estructurales en China y la...

El vicepresidente de la Reserva Federal (Fed), Stanley Fischer reconoció hoy la dificultad de predecir el impacto de la volatilidad económica generada por los ajustes estructurales en China y la caída en los precios del petróleo y otras materias primas.

“Si estos sucesos conducen a un persistente endurecimiento de las condiciones financieras, podrían indicar una desaceleración de la economía que podría afectar el crecimiento y la inflación en Estados Unidos”, dijo ante el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York.

Sin embargo, el execonomista en jefe del Banco Mundial y exgobernador del Banco Central de Israel acotó que episodios de volatilidad registrados en los años recientes han tenido un mínimo impacto duradero en el desarrollo de la economía estadunidense.

“Como lo señaló el FOMC (Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal) en su declaración de la semana pasada, estamos monitoreando estrechamente los sucesos económicos globales y evaluando sus implicaciones para el mercado de trabajo y la inflación”, precisó.

EL FOMC mantuvo la semana pasada sin cambios la tasa de fondos federales en su nivel de 0.25 a 0.50 por ciento en su primera reunión del 2016.

El panel del banco central estadunidense señaló que las condiciones del mercado laboral mejoraron desde su reunión de diciembre aún a pesar de la desaceleración de la economía.

Fischer reconoció que el FOMC “simplemente desconoce” cuál será su decisión de política monetaria en su próxima reunión porque depende de la evolución de la situación económica internacional.

“El mundo es un lugar incierto... y por eso el Comité ha indicado que sus decisiones de política dependerán de los datos”, sostuvo.

En su pasada reunión, el FOMC dejó en claro que mantendrá una política monetaria acomodaticia, con la expectativa de una consolidación del mercado laboral y el regreso de la tasa inflacionaria a un nivel de 2.0 por ciento.

Entre los indicadores económicos positivos registrados por el FOMC figuró un aumento moderado de los gastos de los hogares y de las inversiones de negocios, así como un mejoramiento del mercado inmobiliario.

No obstante hizo notar que una serie de recientes indicadores laborales, incluidas fuertes ganancias en la creación de empleos, fueron interpretadas por el FOMC como expresión de una sub utilización de los recursos laborales.

En este contexto, el Comité de Mercado Abierto sostuvo que eventuales ajustes adicionales en la tasa de fondos federales dependerán del avance hacia las metas de máxima capacidad de empleo y una inflación del 2 por ciento.

El FOMC tiene previsto celebrar su segunda reunión calendarizada del año del 15 al 16 de marzo próximo.