Plantean prioridades legislativas sobre economía y Estado de Derecho

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) definió 10 prioridades o paquetes de reformas para el periodo ordinario de sesiones que inicia hoy, de las cuales cinco son ejes económicos y de crecimiento...

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) definió 10 prioridades o paquetes de reformas para el periodo ordinario de sesiones que inicia hoy, de las cuales cinco son ejes económicos y de crecimiento que beneficien a las personas, y cinco en el Estado de derecho y gobernabilidad democrática.

El presidente de la cúpula empresarial, Juan Pablo Castañón, consideró que la agenda del Segundo Periodo Ordinario de Sesiones del Primer Año de esta 63 Legislatura es amplia y compleja.

“Es necesario que haya una gran diligencia en los trabajos legislativos, porque, además, habrá una presión creciente del contexto electoral, con los comicios del próximo 5 de junio”, agregó en la publicación Voz del CCE.

Sobre las prioridades en la esfera económica planteadas por el CCE, explicó que el objetivo general es potenciar el crecimiento económico con bases sólidas y de forma incluyente, con retos y oportunidades muy claros en materia laboral, estímulo a la inversión, formalización, eficiencia regulatoria, certeza jurídica y seguridad social.

Señaló que la primera prioridad es en materia laboral, respecto a la legislación reglamentaria para la desvinculación de los salarios mínimos, donde el reto es encontrar la mejor solución de actualización para la nueva unidad de medida, sin afectar las variables económicas fundamentales, particularmente la inflación.

En un segundo paquete, agregó, se engloban varias iniciativas relacionadas con la inversión, la infraestructura y un gasto público eficiente, encabezado por las reformas a la Ley de Obras Públicas, para facilitar y transparentar los procesos contractuales a fin de lograr una óptima planeación, ejecución y evaluación de los proyectos.

El tercer aspecto se refiere al ámbito de la formalización y mejora regulatoria, pues ya hay un dictamen listo para su aprobación plenaria de la reforma a la Ley General de Sociedades Mercantiles, que busca agilizar la apertura de las pequeñas y de las microempresas para que encuentren que es verdaderamente positivo estar en la formalidad.

En cuarto término, Castañón refirió que en materia de sustentabilidad está en proceso de revisión a la Ley General de Aguas, la cual debe fomentar y garantizar la certeza jurídica en las concesiones e incentivos para el ahorro y uso eficiente del agua.

En el punto número cinco, opinó que tiene que relanzarse el debate y el análisis profundo sobre las reformas que se requieren en materia de seguridad social y pensiones, asunto en el que los mexicanos debemos ser mucho más previsores.

En cuanto a las prioridades en materia de Estado de derecho, fortalecimiento institucional y seguridad pública, subrayó que la misión es muy concreta: consolidar una estructura institucional que brinde confianza, certeza jurídica y de convivencia pacífica entre todos los mexicanos.

Para ello, el CCE planteó, en cumplir fielmente con los tiempos fijados por los propios legisladores para la aprobación de las leyes secundarias de la reforma del Sistema Nacional Anticorrupción, con los principios, objetivos y alcances establecidos en la Constitución.

Como punto número dos, mencionó, hay que complementar esto con los cambios que hacen falta en materia de conflicto de interés, fueros y transparencia, responsabilidades, tanto de los funcionarios públicos como de los candidatos a cargos de elección popular.

Refirió que en tercer término está la consolidación de la reforma constitucional en materia de transparencia, en los términos de la minuta que se analiza en la Cámara de Diputados, la cual extiende el alcance de la fiscalización a toda entidad que maneje recursos públicos.

Como cuarto punto, señaló que hay que volver a discutir la legislación político-electoral, en la cual es necesario revisar el modelo de comunicación política, eliminar las disposiciones violatorias a la libertad de expresión e información, dar plena viabilidad de figuras como las candidaturas independientes y debatir seriamente alternativas como la segunda vuelta electoral.

En quinto lugar, afirmó, urge definir las reformas legislativas que contribuyan a resolver de manera integral los problemas en materia de seguridad pública que prevalecen en el país, para lo cual es preciso sacar de la congeladora las diversas propuestas en materia de mandos policiacos únicos estatales, redefinir facultades de los órdenes de gobierno y dar certidumbre jurídica para las fuerzas armadas.

Resaltó que desde la Legislatura pasada, se ha superado una inercia de muchos años de baja productividad y confrontación, con lo cual se han logrado reformas estructurales importantes, reformas que brindan una buena plataforma para el desarrollo de México.

“Hoy necesitamos seguir construyéndolas, la agenda reformadora de México no se ha agotado”, subrayó el presidente del CCE.

A decir del líder del organismo, esta agenda no es prueba superada en tanto subsistan asignaturas irresueltas en factores críticos para la estabilidad y el desarrollo de cualquier nación, como Estado de derecho, seguridad pública y seguridad social.

“Vamos por la renovación completa de nuestro país. Ya iniciamos, tenemos que continuarla. Hoy es el momento; seamos puntuales con los retos de nuestra generación”, manifestó.