Congreso venezolano revisará designación de jueces “oficialistas”

La Asamblea Nacional (congreso unicameral) de Venezuela, dominada por la oposición, someterá a revisión el proceso de nombramiento de magistrados judiciales considerados cercanos al oficialismo...

La Asamblea Nacional (congreso unicameral) de Venezuela, dominada por la oposición, someterá a revisión el proceso de nombramiento de magistrados judiciales considerados cercanos al oficialismo, aseguró el diputado Carlos Berrizbeitia.

Berrizbeitia es el presidente de la Comisión Especial que investigará las designaciones ocurridas el 23 de diciembre pasado, en un proceso que duró apenas 48 horas por la entonces mayoría oficialista del Parlamento.

“Lo que busca esta comisión es analizar e investigar si el proceso administrativo que hubo antes del 23 de diciembre cumplió con los requisitos legales y constitucionales”, explicó el diputado por el estado de Carabobo (centro).

Berrizbeitia sostuvo que esta comisión fue creada tras detectarse algunas irregularidades en estas designaciones, especialmente en lo que respecta a los currículos y los requisitos que establece la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“No hemos conseguido los currículos de numerosos magistrados, nos hemos encontrado con expedientes que no están debidamente foliados, en otros casos no hemos encontrados los baremos (las normas para evaluar los méritos personales)”, enumeró este legislador.

Estas designaciones fueron hechas por la mayoría oficialista del Parlamento saliente en la víspera de la Navidad del año pasado y luego de que las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre se saldaran con un contundente triunfo de la oposición.

La oposición denunció que estas designaciones “entre gallos y media noche” tenían como objetivo garantizar que el chavismo mantuviese el control político sobre el TSJ con la designación de 13 magistrados titulares y 21 suplentes.

Según numerosos politólogos, el TSJ jugará un rol crucial este año ya que el máximo tribunal tendrá la última palabra en caso de producirse un conflicto de poderes entre el Ejecutivo y el Legislativo de mayoría opositora.

Recientemente, la presidenta del TSJ, Gladys Gutiérrez, advirtió que “no aceptaría” ninguna intromisión de otro poder, pero Berrizbeitia descartó que la Comisión parlamentaria apunte a crear un conflicto.

“Nosotros no queremos ir a un choque de poderes, pero es bien claro que uno de los poderes que tiene el Legislativo es crear una Comisión y abrir una investigación (...) aunque esta comisión no tiene la facultad de destituir ningún magistrado”, aclaró.

Este dirigente del partido Proyecto Venezuela (PV) dijo que desde la Comisión “se están mandando comunicaciones a todos los magistrados” para que respondan a las “inquietudes” parlamentarias, por lo que tienen la “obligación moral” de responder.

“Ellos no tienen la obligación administrativa, pero sí una obligación moral y si no atienden el llamado de la Asamblea, entonces está claro que se están escondiendo y no son dignos de ser magistrados de la República”, advirtió.