La telenovela "La vecina" llega a su final este domingo, con la boda de sus protagonistas "Sara (Esmeralda Pimentel) y "Antonio" (Juan Diego Covarrubias), quienes verán concretado su sueño de amor, luego de una serie de dificultades.

La iglesia de San Juan Evangelista de esta ciudad, fue el marco idóneo, para concretar esta historia, y ante la mirada de los habitantes del pueblo de "San Gaspar", "Sara" y "Antonio" dieron el sí frente al altar y con la bendición del "Padre Vicente" (Alex Ibarra).

Aunque el elenco tuvo que estar por varias horas ensayando y ajustando detalles de esta escena crucial; así entre una y otra toma podía apreciarse el buen ánimo que imperó en el set hasta el final.

Risas, bromas y hasta juegos se hicieron presentes en la grabación, que también atrajo la mirada de algunos curiosos que deseaban ver a la protagonista y demás elenco que por momentos salía de la parroquia.

La productora Lucero Suárez adelantó que habrá varias sorpresas en el final de este melodrama, "todavía hay mucho que contar de todos los personajes".

"El público nos favoreció, durante todos estos meses con esta historia a la que tratamos de ponerle su granito de humor y comedia", explicó la productora, quien por segunda ocasión hizo mancuerna con Juan Diego Covarrubias.

El joven galán se mostró complacido de la buena química con sus compañeros, además de que este reto lo lleva a demostrar que "siempre hay que confiar en las caras nuevas, y me da gusto que apuesten por gente como yo que tiene ganas de sobresalir".

Mientras que Esmeralda Pimentel (Sara), quien para la ocasión lució un hermoso vestido de novia, prefirió no adelantar ningún detalle más de este evento y ocultarse para evitar romper con el encanto.