Paga Alonso Ancira fianza y juez ordena su libertad

El dueño de la siderúrgica Altos Hornos de México, Alonso Ancira, pagó hoy la fianza de un millón de euros que le impuso el juez de la Audiencia Nacional de España, Santiago Pedraz, para poder...

El dueño de la siderúrgica Altos Hornos de México, Alonso Ancira, pagó hoy la fianza de un millón de euros que le impuso el juez de la Audiencia Nacional de España, Santiago Pedraz, para poder abandonar el centro penal en donde se encuentra, mientras se decide su posible extradición a México.

Fuentes jurídicas citadas por la agencia española de noticias EFE, señalaron que una vez que se ha abonado la fianza fijada el juez Pedraz envió el auto de libertad al juzgado de Palma de Mallorca, donde se encuentra preso el empresario mexicano desde el pasado 29 de mayo.

Con el pago de la fianza, el dueño de Altos Hornos de México (AHMSA) deberá comparecer cada dos días ante el tribunal o en el domicilio que se fije, y se le ha prohibido rotundamente salir de España, por lo que le fueron retirados sus pasaportes, emitidos por autoridades mexicanas y estadunidenses.

El empresario mexicano fue detenido el pasado 28 de mayo por agentes de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) en el aeropuerto de Palma de Mallorca, en cumplimiento de una orden de detención emitida por el gobierno de México, que reclama su extradición.

Ancira, de 67 años de edad, es acusado por las autoridades mexicanas de cargos de corrupción y lavado de dinero, vinculados con la presunta venta irregular que hizo a la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) de una planta de producción de fertilizantes en 2013.

Según la fiscalía mexicana, la compra de dicha planta fue pactada con un sobreprecio de unos 500 millones de dólares, cuando su valor real no superaba los 50 millones de dólares, ya que prácticamente es obsoleta.

El contrato fue hecho por AHMSA a Pemex, petrolera que estaba dirigida en ese entonces por Emilio Lozoya Austin, sobre quien también pesa una orden de captura y a quien se le han congelado varias cuentas bancarias.

Además, el exdirector de Pemex durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) es investigado por la presunta recepción de unos 10.5 millones de dólares en sobornos de parte de la constructora brasileña Odebrecht, según reconoció el directivo de esa empresa en México, Luis Weyll.

 -Fin de nota-